Antologia de cuentos de terror

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3285 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hospital embrujado

Lo despertó el llamado de la naturaleza, se sentó en la cama y miró de reojo
Aquel recipiente, no pensaba orinar nuevamente en aquella cosa. Rodrigo se
Recuperaba satisfactoriamente de su reciente operación, se sintió con energía
Como para caminar hasta el baño que estaba frente a la puerta de su habitación.
Salió al pasillo desierto, no se escuchaba ni el menorruido, las demás habitaciones
Estaban vacías, cada vez era menos la gente que se atrevía a consultar allí, aquel
Hospital había adquirido fama de estar embrujado, se decía que por las noches lo
Recorrían horribles apariciones.

Salió del baño y suspiró, era un alivio poder caminar. Por el pasillo se aproximaba
Una enfermera; lo extrañó lo rápido que avanzaba aunque no se la veía correr,Incluso parecía caminar lentamente, cruzó frente a el y lo miró. Rodrigo se espantó
Al ver aquella cara tan horrible, era una aparición lo que cruzaba frente a el y le
Sonreía diabólicamente, su cara estaba invertida, los ojos estaban abajo y su boca
Arriba. Pasó muy rápido, pero para Rodrigo fue una eternidad, cuando llegó la
Mañana, aunque los médicos trataron de impedírselo, se marcho de aquelhospital
Embrujado.

3

En la noche ventosa

Sentado en un sillón de la sala, Sebastián ojeaba una revista, cada tanto iba a ver
Como estaba doña Mendes, miraba desde la puerta entornada, luego volvía a la
Sala y seguía ojeando su revista.

Recién recibido como enfermero, lo contrataron para velar por la deteriorada
Salud de una anciana, era su primer trabajo fuera del hospital.
Erauna noche ventosa y fría, volaban en la calle las últimas hojas resecas de los
Desnudos árboles, algunos perros del vecindario aullaban inquietos.

Se cortó la luz, la oscuridad se hizo total, afuera el viento soplaba con mas
Intensidad, el techo de la vivienda crujía soportando el vendaval.

En un primer momento Sebastián pensó en ir hasta la cocina para buscar encendedor
Y velas, perodesistió de esa idea, no conocía la casa, y en aquella oscuridad, como
Encontrar algo. “En la habitación de doña Méndez debe haber algo” pensó, las
Ancianas son muy prevenidas. Tanteando con el pié cualquier posible obstáculo,
Llegó hasta el cuarto; la vista comenzaba a acostumbrarse a la oscuridad, distinguió
La cama y algo acostado en ella. Oyó preocupado una respiración muy rara, no
Le veníaa la mente que tipo de afección podía hacer que una anciana respirara así.
Le pareció inútil preguntar si se encontraba bien, era obvio que no. Tanteó la almohada
Hasta palpar la cabeza, quería cerciorarse de que no tuviera fiebre, palpó una cabeza
Calva, helada, y que giró como para mirarlo directamente. Saltó hacia atrás asustado,
Tropezó con algo blando que lo hizo caer, en ese instantevolvió la luz. Vio que había
Tropezado con el cuerpo inerte de doña Méndez, estaba tirada en el suelo, el rostro
Pálido, con una expresión de terror, la cama estaba vacía. Salió de aquella casa temiendo
Otro corte de luz. El viento siguió soplando y levantando hojas en la noche fría, aterradora.

4

La curva de la muerte

Es una curva cerrada que termina en bajada en ambos extremos, en laparte
Interior de la misma, el terreno es elevado, unos ocho metros por encima de
La ruta, y se eleva casi en vertical a escasos tres metros de la calzada,
Obstaculizando la visión. Según las autoridades competentes esas son las
Razones y las causas de que en esa curva en particular, y a lo largo de su
Historia se produjeran tantos accidentes automovilísticos, fatales en su
Mayoría.

Peromás allá de las explicaciones lógicas, según afirman muchos, la curva
está maldita, es recorrida por apariciones y seres espectrales que merodean
el lugar por las noches. Algunas personas han visto que una mujer aparece de
pronto y se atraviesa delante de los autos, surge de la oscuridad y vuelve a
perderse en ella. Incluso figura en reportes policíacos, gente que sobrevivió
Al vuelco de...
tracking img