Antropolgia e historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9191 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 30 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS ENCANTOS DE LA ENCANTADA
Cuentos y continuidades culturales en el norte
peruano

Daniel Díaz Benavides

“Los Encantos de la Encantada” es el título de un libro que contiene un conjunto de relatos recogidos por Anne Marie Hocquenqhen en la localidad de La Encantada, Chulucanas, Piura en largas conversaciones con Max Inga; este trabajo buscadarles una interpretación desde la historia y la simbología; lo importante, es haber encontrado en estos relatos argumentos para demostrar que la continuidad cultural de la cultura norteña cuenta con evidencias en distintos órdenes de su cultura que posturas ideológicas elaboradas desde el poder intentan ocultar.
La primera parte es un resumen, lo mas amplio posible del texto; la segunda,son argumentos históricos para comprender los relatos y efectuar las interpretaciones, las mismas que las encontramos en la parte final de este trabajo; finalmente, es destacable el aporte histórico que se puede extraer desde la oralidad, esta dimensión de la investigación social que debe explotarse con propiedad para contrastarla con las versiones escritas aportadas desde la formalidad, lasversiones así extraídas constituyen una fuente vital para conocer nuestra particularidad cultural y para reconocer los elementos constructores de identidades regionales.

INTRODUCCION

EL NARRADOR
Max Inga nació en el pueblo de La Encantada, cerca de la ciudad de Chulucanas, en el departamento de Piura. Acompañando a su abuelo, conoció la chacra y el rozo; los caminos del despoblado y de laserranía. Aprendió a sembrar, regar, cosechar; también a pastear, arrear y, según las necesidades, a intercambiar los productos costeños con los productos serranos, a ser arriero. Fue un campesino piurano como muchos.
La enfermedad lo clavó en una silla de ruedas, con brazos sin fuerzas y cuerdas vocales sin resonancia. Esmerándose para desarrollar la habilidad de sus manos y la modulaciónde su voz, comenzó a modelar arcilla, grabar mate, tocar rondín y contar historias de La Encantada. Se hizo ceramista, burilador, músico, narrador; y con sus recuerdos, con todo lo que sigue descubriendo, con lo que siente, ve, oye, da palma y vida a sus obras. Es un artista peruano como pocos.
Pasando del relato oral al texto escrito, se pierden las entonaciones de la voz ronca y cálidaque se burla o amenaza, pregunta, contesta, convence y que, cambiando de registro y acentuando, va animando la narración.
Se pierde además todo el ambiente al interior de la casa, con los niños que entran y salen; la abuela que desgrana el maíz en una lata que suena, que ahuyenta las gallinas, los chanchitos
y no termina de comentar, para élla sola, lo que cuenta su nieto. Se pierde por laventana el canto, como agua que corre de unos pájaros negros, el del chilalo, el estallido del canto del gallo, del rebuzno del burro y los balidos de un rebaño de cabras y ovejas, el ladrido de los perros, el llanto de los ejes de una carreta, el trote de un caballo y, de vez en cuando, el estruendo de una motocicleta.
A partir de las cuatro, se pierden los anuncios de la radio local, loscomentarios y las conversaciones de los campesinos que vuelven de la chacra y se reúnen con nosotros en un chicherio donde jarra tras jarra, piqueo tras piqueo, nos sorprende el deslumbrante atardecer, el sol rojo que desaparece, el cielo morado que oscurece, el primer silbido de la lechuza...
"Los encantos de La Encantada" son mucho más que el pálido reflejo del talento individual de unnarrador o el recuerdo de inolvidables reuniones con Max y su amigo de siempre "-El serrano-" tocando guitarra; su sobrina Esther cantando y su tío Félix contando chistes. "Los encantos de la Encantada" pertenecen a la tradición oral, uno de los aspectos de la cultura campesina de Piura. Nos dan a conocer las costumbres y las creencias de los campesinos, la conciencia que tienen de un espacio...
tracking img