Arte colonial en mexico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1152 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 28 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El siglo XX puso a México, por primera vez en su historia, ante la posibilidad de ser contemporáneo de las naciones que decidían la orientación de la arquitectura en el mundo. Nuestro país tuvo un problemático siglo XIX, por lo que su gran arquitectura “decimonónica” sólo pudo aparecer en los inicios del siglo XX. En efecto, las primeras obras mexicanas de los novecientos son herederas en susformas del pasado, aunque sean ya –y esto es importante para la historia de la arquitectura–, muy avanzadas técnicamente hablando: el Palacio Postal, el Palacio de Comunicaciones, el nuevo Teatro Nacional y el frustrado Palacio Legislativo. Todas ellas fueron proyectadas por extranjeros,
La década de 1920 fue de nuevos horizontes en todas las artes, situación inédita para nuestro país que pudo, sinembargo, hacer frente al reto con éxito. Más que ninguna otra nación del continente americano, México se encontraba abierto a la posibilidad de un Renacimiento: en los años veintes llegan aquí ideas de todos los rincones del mundo que son asimiladas y reinterpretadas en un proceso que incluía la búsqueda de raíces culturales propias

En este siglo también se cuenta con ejemplos de pinturasmurales como las de estilo costumbrista creadas entre 1855 y 1867, en La Barca, Jalisco.6
Destacan en esta época: Pelegrín Clavé, Juan Cordero, Felipe Santiago Gutiérrez y José Agustín Arrieta.
En México, en 1846 se contrató a Pelegrín Clavé para dirigir la reapertura de la Academia de San Carlos, organismo desde el que fomentó la temática histórica y el paisajismo con una visión europeísta. 7
Lapintura de Edouard Pingret reprodujo las costumbres y los paisajes mexicanos y estimuló a sus contemporáneos a recrear las costumbres locales y el escenario rural.
Hermenegildo Bustos es uno de los pintores más apreciados de la historiografía del arte mexicano. Destacan también en estos años Santiago Rebull, José Salomé Pina, Félix Parra, Eugenio Landesio y su célebre discípulo, el paisajista JoséMaría Velasco, así como Julio Ruelas.

La ofrenda -óleo sobre tela de 185 pos 209 centímetros, fechado en 1913 y exhibido hoy en día en el Museo de Aguascalientes- es otro de los cuadros que mejor sintetizan el aliento artístico de Herrán. Se trata de una magna composición diagonal que permite el suave (y al mismo tiempo dinámico) deslizamiento de una barca sobre un canal. La barca porta a ungrupo de indígenas recolectores de tzempoasúchiles. Es el México profundo con personajes danzando a la manera renacentista: recordemos que Herrán conjugaba elementos disímbolos a través de sincretismos inéditos. La escena tiene un poder magnético: los personajes son vigorosamente plásticos pero cargados por un drama que heredaron desde el México colonial. Están vivos, sin duda; los músculos de losbrazos masculinos proyectan garra y resistencia: también esto es evidente; las mujeres -tanto la sentada en primer plano con su lactante apretujada contra su cuerpo gracias al rebozo, como la niña en segundo plano que nos observa acusadoramente- proyectan salud y vigor: convengamos también en ésta premisa pero, el trasunto es mas complejo por ambivalente.



El gallero también se cueceaparte. Es un óleo de 108 por 71 centímetros fechado en 1912 y forma parte de la colección del Museo de Aguascalientes. Aquí nos topamos con un torvo y, simultáneamente, cálido y entrañable personaje: es un hombre del pueblo portando sombrero y gran jorongo grana con negro. Sostiene un enorme gallo de pelea en medio de un palenque. Una vez más, Herrán logra una potente chispa eléctrica: su habilidosoempleo de los puntos dinámicos en la composición nos remiten, de manera implacable, tanto a la cabeza y amenazadoras navajas amarradas a las patas del animal, como a la sardónica mirada del amo enfiestado. La composición se dinamiza -cual fiel estilo herraniano- con el movimiento inclinado tanto de las bandas del jorongo como del cuerpo emplumado del ave pasando por el recorte diagonal de luz y...
tracking img