Asombro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9609 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ASOMBRO, EXPERIENCIA Y FORMA: LOS TRES MOMENTOS CONSTITUTIVOS DE LA FILOSOF~A

ANTONIO GÓMEZRAMOS Universidad Carlos 111 de Madrid

RESUMEN El artículo explora una definición de la Filosofía como actividad y como saber, distinta de cualquier contenido doctrinal o ideología, y válida a través de todas las comentes y posturas filosóficas. Se argumenta que la filosofía se se articula en tresmomentos fundamentales: el del pensamiento perplejo que pregunta, el de la reflexión y elaboración de la experiencia vivida y el de la creación formal y la invención de conceptos. Se analizan los tres momentos y se establece un corolario sobre la relación de filosofía y sociedad. ABSTRACT This paper suggests a definition of Philosophy as an activity and knowledge, different from any doctrine andideology. This definition should also match most philosphical streams and aproaches. 1 propose to consider Philosophy as articulated in essential moments. Firstly, the perplexity which iniciates the process of thinking; secondly, the reflexion and ellaboration on the lived experiences; and thirdly, formalist creation and the invention of concepts. Eventually, a corollary dicusses Philosophy's relationto society.

1. El asombro y la pregunta
En el origen, decían Platón y Aristóteles, está lo que se ha traducido como asombro, o la admiración', está la interrupción en el continuo de lo

1 "Eso que llamamos admiración es muy característico del filósofo. Éste y no otro, efectivamente es el origen de la filosofía" (Teeteto, 155 d). "Los hombres llegaron precisamente por el asombro, tanto antescomo ahora, a la filosofía"(Metafsica, A 2,982 b 12s.)
Convivium 20: 3-22 (2007) O DcpartUrnent dc Filosofia Teorerica i Prictica. Facultar dc Filosofia Univcrsitar dc Blircclona. ISSN: 0010-8235

4

Antonio Gómez Runzos

familiar y conocido, la perplejidad y la pregunta que dicha interrupción despierta. Ahora bien, sería demasiado insuficiente vincular esa pregunta a una sed de sentido,o a una búsqueda de respuestas últimas y causas primeras, que la filosofía tuviera por misión proporcionar. Como si el asombro fuera, sin más, una suerte de paso previo del proceso de conocimiento: el que pone en marcha un digno preguntar al que el saber da, en cada caso, respuesta-¿por qué el saber filosófico, entonces, y no el científico, o el religioso, o cualquier otro?-. Sena, por otro lado,de una suficiencia exagerada y presuntuosa vincular el asombro inicial a una pregunta permanente, infinita, imposible responder, que la venerabilidad de la filosofía debiera conservar. Como si en solazarse con la pregunta sin respuesta, con esa pregunta ante la que fracasan todos los saberes (el científico, el religioso, o cualquier otro), consistiera toda la dignidad del saber filosófico. No sepuede negar que ambas posibilidades -la respuesta última a la pregunta primera, la pregunta última que no admite respuesta- se han dado de modo señalado como pretensión de definir la filosofía a lo largo de su historia, y la han dado algunos a quienes no se puede negar el título de filósofos, incluso de los grandes entre ellos. Pero, más allá de la insuficiencia y de la presuntuosidad de ambasposturas, el asombro que da origen de la filosofía tiene, también y sobre todo entre los grandes filósofos, un alcance y un significado que articula con más profundidad y dimensiones la actividad filosófica. Pues el asombro "no está al comienzo de la filosofía, como el lavarse las No manos precede a la operación del ~irujano."~ se trata del movimiento primero de la curiosidad ante algo llamativo, yque reclama explicaciones más o menos ingeniosas o sofisticadas ante los fenómenos interesantes del cosmos, la naturaleza o la vida humana. Dichas explicaciones suscitan, desde luego, nuevas preguntas -a veces una prolongación de la pregunta primera, a veces otra pregunta ya distinta-, las cuales, a su vez, dan lugar a nuevas respuestas y explicaciones para las que el ingenio humano nunca carece...
tracking img