Asteriosaer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1504 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
fsdsdfsds
sdf
El dueño de Mango nació en Estambul y vive en Barcelona. Empezó vendiendo ropa en mercadillos y ahora tiene 1.220 tiendas en 90 países y casi ocho mil empleados, a los que prohíbe que le traten de usted
Lo que hay por debajo de una camiseta de 9,95 euros es fácil imaginárselo. Pero lo que hay por detrás ya resulta bastante más difícil intuirlo. Casi imposible, aunque igual desugerente. 8.000 cerebros y 16.000 manos, top-models de medidas perfectas y presupuestos exuberantes, un almacén que dobla las dimensiones del Camp Nou y en el que los movimientos de los robots maravillan tanto como los pases de Messi; casi el mismo número de catálogos por temporada como habitantes tiene España; picassos y mirós tan auténticos como las campañas solidarias de la empresa para ayudar aHaití o investigar el cáncer de mama. Lo que hay detrás de una camiseta de 9,95 euros, en Azerbaiyán, Kosovo, Malasia, Noruega o Singapur, es Mango.
Con veinticinco años de vida y 29 de edad media en la plantilla, la marca catalana está presente en un centenar de países, millones de armarios e innumerables nucas y traseros. Desde los de Penélope Cruz, a los de la mileurista, la ejecutiva, el amade casa o la universitaria. Incluso doña Letizia se ha rendido a los pies, mejor dicho, a los zapatos y taconazos de la segunda empresa exportadora del sector textil español: el 76% de su facturación se realiza en el extranjero.
Bastante menos que sus prendas, por no decir nada, se deja ver el culpable de semejante colonización estilística: Isak Andic. De hecho, no concede entrevistas a losmedios de comunicación y ha llegado a camelar a algún amigo para que se haga pasar por él ante las cámaras. No se esconde. Trabaja. O se divierte, que para este tipo viene a ser lo mismo. «Ya sé que, el día que me invites a comer a tu casa, me recibirás con platos de Zara Home...», bromea en declaraciones a V quien ha prohibido a sus 7.800 empleados que le traten de usted. No le duelen prendas, que poralgo vende 90 millones al año, en sudar con ellos la camiseta, el pantalón o lo que toque. De hecho, en el centro de diseño que acaba de inaugurar en Barcelona, el mayor de Europa, Andic se ha reservado un puesto en el extremo de una larga fila de ordenadores. Su tablero es igual que el del becario, pero es cierto que no ocupa una silla cualquiera: la del presidente de Mango, uno de los pocosespañoles incluidos en la lista Forbes de las mayores fortunas, es la más baja. También la que mejor simboliza el espíritu de un personaje tan sencillo como singular, en quien lo único ostentoso es su inteligencia y al que parece que lo que más le disgusta de su trabajo es, precisamente, la gloria.
Nacido en Estambul hace 55 años, tenía 16 cuando se mudó a Barcelona con su familia. Su cuna era judíasefardí, pero tardó una sardana en aprender que 'la pela es la pela'. De unas vacaciones en el extranjero trajo un par de camisetas para sus amigos. Sólo que no se las regaló: se las vendió por novecientas pesetas, el doble de lo que le habían costado. El algodón, egipcio o peruano, no engaña: con esto de los trapitos se podía hacer mucha tela. De la verde, además... Así que se puso a tirar delhilo y le salió bordado.
Tras juntar los primeros ahorros, el joven Andic probó a importar de Afganistán ropa de abrigo con labrados cosidos a mano. El género fue creciendo y acabó por desbordar su particular almacén: el maletero del coche con el que recorría España. Tampoco daba para muchas holguras el minimalista escaparate donde exhibía la mercancía: un tenderete de mercadillo.
Bueno, bonito,barato... Si esa era la fórmula universal del saldo, la del éxito tendría que ser un poco más compleja. El cerebro turco-catalán la descifró: calidad, más feminidad, más diseño propio, más imagen coherente y unificada... Igual a 1.440 millones de euros de facturación anual. Para batir marcas había que tener una propia, y quien hoy viaja en avión privado, en un deportivo de parecidos caballos o...
tracking img