Auscultacion del torax

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1746 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Consiste en la exploración auditiva de los ruidos, normales O no. que se producen en el aparato respiratorio. Se efectúa directamente con la oreja o estetoscopio aplicados sobre la piel del tórax.
La auscultación correcta requiere ciertos requisitos que a continuación consideramos:
1. Debe practicarse en una habitación con temperatura confortable, aislada de ruidos y luz velada, para quenada externo atraiga nuestra atención.
Si el enfermo es ambulatorio lo auscultaremos sentado en un taburete, con la cabeza ligeramente flexionada hacia delante, brazos caídos pasivamente a lo largo del tronco y las palmas de las manos sobre las rodillas. Para la axila y regiones laterales debe levantar el brazo del lado que se examina y apoyar la mano sobre la cabeza, de manera que la palma caigasobre el parietal del otro lado. Si se encuentra en cama, se dispone en decúbito dorsal y reclinado en almohadones para la auscultación del plano anterior, y sentado con los brazos hacia delante, para el plano posterior. Si el paciente está muy postrado se le mantiene en esta posición con auxilio de un ayudante.
2. El tórax debe estar desnudo. Una toalla sobre el pecho mientras se ausculta eldorso (y viceversa) evitará, si se trata de una mujer, toda molestia. En el caso de un sujeto con mucho vello, el cual crepita al ser comprimido por el pabellón del estetoscopio produciendo ruidos casi indiferenciables de los estertores secos, es preciso humedecerlo con agua o vaselina liquida y comprimirles contra la piel. A veces puede ser recomendable afeitar la piel deciertas superficies.
3. En caso de roces pleuríticos es de rigor el empleo del estetoscopio mono auricular o biauricular. La campana del estetoscopio debe aplicarse con firmeza y bien plana. Si se inclina de un lado ligeramente o no se excluye el aire, podemos oír un rumor sordo y confuso semejante al que se percibe cuando se aproxima la concha de un caracol grande al oído.
4. Algunos autoreshan recomendado que para la auscultación se haga respirar al enfermo por la boca, y otros que lo haga por la nariz. No existe ningún motivo que justifique tales recomendaciones.
5. Se dice a menudo que el principiante en auscultación oye más bien demasiado que muy poco. Esto se debe a que no ha aprendido a prescindir de ciertos ruidos que no tienen importanciadiagnóstica y a concentrar su atención sobre los sonidos que realmente la tienen. Grancher aconseja considerar en primer lugar el murmullo vesicular haciendo caso omiso de los demás ruidos, y aun en aquél, sólo la fase inspiratoria, durante una serie de cuatro o cinco respiraciones; a continuación se hace lo propio con el ruido espiratorio, teniendola precaución de comparar puntos simétricos. A renglón seguido se atiende a los ruidos anómalos —estertores, soplos, frotes —

6. La auscultación del pulmón debe ser ordenada y completa. A partir del vértice y en sentido descendente comprende los planos anterior y posterior, así como el lateral. De esta manera evitaremos que alguna zona pulmonar escape al examen. Existen algunos puntoscuya relación topográfica con los órganos profundos les concede un significado semiológico particular:

Punto de auscultación del asma («asthma auscultation point»), de Gutmann. En la fosa supraclavicular, en el ángulo formado por la clavícula y la cabeza medial del músculo esternocleidomastoideo (ángulo asmático). La auscultación de este punto permite con mucha frecuencia percibir los sonidosasmáticos bronquiales característicos con espiración alargada en un momento en que tales
sonidos ya no 'son audibles en cualquier otra región del tórax (fig. 2-78).
Zona de alarma de Chauvet. En la mitad de la línea trazada desde el espacio que existe entre las apófisis espinosas de la VII vértebra cervical y 1 dorsal hasta la prominencia muy aparente y fácilmente palpable situada hacia la parte...
tracking img