Background

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (816 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
- Veeen, ven Señor no taaardes, ven, ven que te esperamos, el mundo…
- ven prooonto Señor.

- José, José, te sientes bien, estás tan callado, no saliste a la venta, te estuvimos esperando.Pensamos que ya te había ido.
- Si… estoy bien, vamos, está empezando la siguiente misa.
- Oye José que te pasa, no estarás enamorado. Yo creo que esa chica, Rosa ya te sorbió el seso, te veo muypensativo, ensimismado, ausente.
- No, no es eso solo me quede dormitando, me siento un poco cansado. Mira ya nos veremos más tarde por ahora me retiro.
- Ángel vio caminar taciturno a su amigo, eran comohermanos. Se conocieron precisamente ahí en el atrio de la iglesia en una venta de quincena. En estos días las obras del templo estaban concluyendo, faltaban algunos fondos. Las navidades estaban ala esquina y no querían que los sorprendiera la fiesta, los visitantes y peregrinos con las obras inconclusas. La parroquia, Jesús Nazareno estaba en construcción, así que todos cooperaban pero hacíanfalta manos, muchachos fuertes que animaran, cantaran y vendieran. La comunidad era, en labios de su párroco una comunidad viva y alegre.

José desanduvo el camino a casa. Sí, estaba enamorado,también desconcertado. Conoció a Rosa un martes por la tarde, aunque ya de tiempo atrás le gustaba. En aquella ocasión ella había doblado turno en la maquiladora, el cielo nublado, oscuro, amenazaballuvia, coincidieron en el paradero, otras veces ya se habían visto, sonreían, pero nunca cruzaban palabra. Aquella ocasión fue diferente, mal que bien José propuso hacer juntos, el viaje en taxi yrepartir el costo. En dos minutos taxista y pasajeros sabían quien iba a costear el viaje. Así empezó no una amistad sino un romance. Con el tiempo ya no había vuelta de hoja, la suerte estaba echada, lapasión los embargo y no sabía José qué decisión tomar. Una voz le dio un mal consejo, alguien, nunca supo quién[1]: José, ya encarrerado el ratón, ¡que te importa el gato! Pero no, la muchacha...
tracking img