Barcelona y su comercio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2252 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 20 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Jesús Rafael Salazar Cordero.
BARCELONA Y SU ACTIVIDAD ECONÓMICA DURANTE LA COLONIA.

Necesariamente el tiempo, esa creación del hombre que se contrae y dilata merced a las circunstancias, produce variantes durante la evolución del proceso histórico y ellas son evidentemente concatenadas de tal forma que unos sucesos provocan la aparición de otros, los cuales tienen cierta congruencia, oincongruencia, con lo ocurrido anteriormente. Barcelona no podía escaparse a esos designios.

Desde sus albores era una población muy pobre, con varios nacimientos. Como podría esperarse en estas circunstancias todavía están discutiendo los historiadores, sin razones para mí no muy convincentes, quien fue su verdadero padre.
Desprovista de sustento paterno era evidente que debía vivir de lo poco queproducía. Un primer sospechoso de tener un derecho patronímico, fue Cobos, pero su pequeña aldea rodeado de palenques, a la manera de los aborígenes, tan solo sirvió para nutrir a la Nueva Barcelona de Orpí, de hombres venidos de la península. Él mismo, terminó su vida en el Oriente en medio del desánimo y el fracaso, desatendido por su madre España. Era lógico pensar que esta creación cargada deproblemas genéticos, debía sufrir los rigores de la pobreza.

Poco después de la muerte de Orpí en 1645, la región de Cumaná y la Nueva Cataluña fueron fundidas en una sola, unificadas por Cédula Real del 9 de junio de 1654 y encomendadas al nuevo Gobernador de la provincia de Nueva Andalucía. En efecto, en 1652 había sido nombrado como tal a Pedro de Brizuela y la gobernación tenía tan sólo alas ciudades de Cariaco, Cumanacoa (San Baltasar de los Arias) y ahora a Barcelona.

Dice Diguja([1]) quien había sido nombrado Gobernador y Capitán General de las provincias de Nueva Andalucía, Nueva Barcelona, Guayana, sus costas y presidios en Enero de 1759 y comenzó haciendo una visita de reconocimiento por la ciudad de Barcelona en enero de 1761. “Habiendo sido fundada en 1637, elprogreso de Barcelona en l23 años había sido casi nulo”.
Si esta era la situación de las poblaciones de los españoles, es de presumir que las poblaciones misioneras no les llevaban mucha ventaja. "Todas las expresadas casas, después de no ser el número suficiente para alojarse los indios, son unas chozuelas de paja sumamente infelices. Las llamadas haciendas son por la mayor parteunos cortos plantajes de yuca, maíz y tales cuales árboles de cacao, en algunos pueblos cuyas pequeñas haciendas y las inauditas extorsiones de los corregidores tienen a estos miserables en deplorable estado. Muchos de estos pueblos no tienen iglesia y en otros sirve de tal una pequeña ramada, y en una palabra están todos estos infelices indios, pobrísimos, desnudos,faltos de casas, de educación y sumamente trabajados ([2])”. Sin embargo, a los habitantes de Barcelona los consideró Diguja como los más poderosos de la región, gracias a sus hatos de ganado que contenían 42.444 cabezas.([3])

Para 1796 (Materia recogido por Arellano Moreno, de una publicación inédita)

“La riqueza del país consiste principalmente en las crianzas de ganado mayor y de mulas,establecidas desde el pueblo de San Mateo, a catorce leguas de la ciudad, hasta las orillas del Orinoco; y en los sitios de El Tigre, a ocho y diez días de camino de la misma. Y así es que la principal extracción de frutos está reducida al ramo de carnes saladas, quesos, velas y sebo en bruto, que se conduce a La Habana, en goletas, balandras y bergantines. Otro es el ramo de laagricultura; pero tan pobre y abandonado que casi no puede creerse, atentas las buenas cualidades y proximidad de los terrenos de la Nueva Barcelona y su jurisdicción. Se contarán poco más de un millón de árboles de cacao en los partidos de Cúpira, Capiricual y Bergantín; y trescientos almudes de tierra destinados a la caña de azúcar. Otro ramo hay que únicamente se cultiva...
tracking img