Cantar de afrenta de corpes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (597 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cantar de la afrenta de Corpes

Los infantes de Carrión huyen cobardemente ante la presencia de un león que se ha escapado. El Cid somete al animal ante la mirada asombrada de sus hombres:

EnValencia estaba el Cid y con él los suyos son,
y también ambos sus yernos los infantes de Carrión.
Acostado en su escaño1 dormía el Campeador.
Sabed la mala sorpresa que a todos aconteció;
escaposede la jaula, desatándose, un león.
Al saberlo, por la corte un grande miedo cundió.
Embrazan sus mantos2 las gentes del Campeador
y rodean el escaño donde duerme su señor.
Pero Fernán González, uninfante de Carrión,
no encontró donde esconderse ni sala ni torre halló;
metiose bajo el escaño, tanto era su pavor.
El otro, Diego González, por la puerta se salió
gritando con grandes voces:«No volveré a ver Carrión».
Tras la viga de un lagar metiose con gran terror,
de donde manto y brial3 todo sucio lo sacó.
En esto, despertó el Cid, el que en buen hora nació,
viendo cercado su escañode su servicio mejor:
«¿Qué es esto, decid, mesnadas? ¿Qué hacéis a mi alrededor?».
«Señor honrado, le dicen, gran susto nos dio el león».
Mio Cid hincó su codo y presto se levantó,
el mantocolgado al cuello, se dirigió hacia el león.
Cuando el león le hubo visto, intimidado quedó,
y frente al Cid la cabeza bajando, el hocico hincó.
Mio Cid Rodrigo Díaz por el cuello lo cogió
yllevándolo adiestrado en la jaula lo metió.

1 escaño: banco.
2 embrazan los mantos: enrollan el manto en el brazo.
3 brial: túnica.

Ofendidos por los comentarios sobre su cobardía, los infantes planeansu venganza: parten hacia sus tierras y en el robledal de Corpes azotan y abandonan a las hijas del Cid:

Mucho rogaban las damas, mas de nada les sirvió.
Entonces las comenzaron a azotar los deCarrión,
con las cinchas corredizas, golpeando a su sabor,
con las espuelas agudas donde les da más dolor,
rompiéndoles las camisas y las carnes a las dos;
limpia salía la sangre sobre el roto...
tracking img