Chiquita

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2293 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Espiridiona
“Su grandeza fue la mejor y más contundente demostración de que la grandeza no tienen tamaño, y también de que, por difícil que parezca, una mujer de sólo veintiséis pulgadas de estatura, si se lo propone, puede hacerse respetar. A diferencia de tantas islitas y pequeñas naciones víctimas de la voracidad de los imperios, ella nunca se doblegó ante una orden ni se dejó encadenar.Vivió a su aire, con la frente alta y el pensamiento libre, haciéndose respetar dondequiera que fue. Las huellas que dejó en su deambular por la vida podrán haber parecido diminutas a algunos, pero nadie cuestionó nunca la firmeza de sus pisadas”

Mi encuentro con Espiridiona Cenda ha sido mucho más grato de lo que me esperaba. A pesar de que nos vimos hace muchísimo tiempo, no fue sino hasta hacemuy poco que decidí acercarme y conocerla. Desde que la vi allí parada frente a ese gran espejo con su elegante vestido rojo y esa mirada nostálgica que se perdía en la lejanía, supe que esa expresión escondía historias y vivencias que lograrían atraparme.

Su estampa llamó mi atención desde un primer momento. ¿Es real? ¿Verdaderamente puede existir alguien como ella? Si me lo hubieran preguntadohace algún tiempo atrás diría que es imposible, pero basta con darse un paseo por Matanzas, su pueblo natal, o recorrer la historia del espectáculo Neoyorkino para descubrir que no es fruto de la imaginación de nadie, que realmente Espiridiona Cenda nació, creció y vivió entre nosotros, de la forma como le dio la gana.

Quizás por su nombre de pila no sea una mujer muy conocida. Pero, almencionar a “Chiquita” o “The Living Doll” seguramente más de uno sabrá de quién se trata. Precisamente por su nombre artístico fue como la conocí: “Chiquita”. Desde pequeña quiso llamarse así y no hubo manera de contradecirla. Fue voluntariosa toda su vida, decidida y jamás se rindió ante las adversidades.

Antonio Orlando Rodríguez se ganó el premio “Alfaguara 2008” contándonos la historia de estapequeña cubana, de 26 pulgadas de estatura que vivió del espectáculo allá a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Nos trae la historia de esta grande entre las pequeñas en una biografía novelada de esta cautivadora mujer a quién llegué a admirar a través de las 600 y pico de páginas que nos narran sus vivencias.

Nunca he sido muy amigo de leer biografías, prefiero disfrutar de lasobras de sus autores antes que descubrir las vivencias que les hicieron actuar como lo hicieron. Ya tuve mi decepción con la biografía de García Márquez. Pero este libro ofrecía un encanto especial, sumergirnos en la magia del vaudeville de principios del siglo pasado. Llevarnos a ese mundo lleno de vestuarios fastuosos, romances ilícitos y costumbres de una época ya muy lejana fueron sólo algunas delas cosas que esperaba encontrar en la narración de Rodríguez. Realmente encontré mucho más.

El mismo autor nos advierte que es una biografía imaginaria, que tiene hechos reales y otros no tanto. A mí, de verdad ese detalle me tiene sin cuidado. A. O. Rodríguez logra dibujar muy bien al personaje, darle esos matices humanos y míticos que se esconden detrás de todos los grandes artistas y nossumerge en sus páginas. El libro realmente me lo devoré y lo disfruté como no se imaginan. Me acompañaba todas las mañanas en el transporte público de camino al trabajo y todas las noches de regreso a mi casa.

Durante ese ir i venir de un destino a otro, paseaba por sus páginas, me metía más en su historia y reflexionaba sobre las vivencias que allí se narraban. El libro, según el autor, es unrelato que hace la misma Espiridiona sobre su vida, su carrera artística, sus amores, sus aventuras, sus desamores y todo lo que pudo experimentar en plena independencia de Cuba.

Aprendí mucho sobre la historia cubana, no recordaba que era una nación tan joven, quizás por eso ha sido tan maltratada y destruida por un régimen autoritario, totalitario y destructor de la dignidad humana. Aprendí...
tracking img