Colonial tardio.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9960 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
JUAN E. HERNÁNDEZ Y DÁVALOS

COLECCIÓN DE DOCUMENTOS PARA LA HISTORIA
DE LA GUERRA DE INDEPENDENCIA DE MÉXICO

DE 1808 A 1821
TOMO II

Coordinación VIRGINIA GUEDEA ALFREDO ÁVILA

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO 2007

1 NÚMERO 262 Representación pidiendo no se ejecute la real cédula de 26 de diciembre de 1804, sobre consolidación de vales reales

Representación a nombre delos labradores y comerciantes de Valladolid de Michoacán, en que se demuestran con claridad los gravísimos inconvenientes de que se ejecute en las Américas la real cédula de 26 de diciembre de 804, sobre enajenación de bienes raíces y cobro de capitales de capellanías y obras pías para la consolidación de vales.

EXCELENTÍSIMO SEÑOR Los infrascritos vecinos de la ciudad de Valladolid y sudistrito, dueños de fincas rústicas y urbanas afectas a capitales de capellanías y obras pías, labradores, mineros comerciantes y artesanos, que como principales y fiadores los unos de los otros los tenemos a nuestro cargo, y los necesitamos para dar giro y movimiento a la agricultura, a la industria y al comercio, suplicamos a vuestra excelencia con el más profundo respeto: que en uso de sus altasfacultades se digne suspender los artículos 15 y 35 del reglamento inserto en la real cédula de 26 de diciembre para la enajenación de los bienes raíces de capellanías y obras pías, para la exacción y cobro de sus capitales, y para su traslación a cajas reales por cuenta de la consolidación de vales. Lo primero, porque el artículo 15 no se comprende material, formal ni virtualmente en el real decretode 28 de noviembre, que es el que constituye la decisión y sanción de la citada real cédula, y por consiguiente es ajeno de la voluntad del soberano, está desnudo de autoridad, y no puede obligarnos de modo alguno. Lo segundo, porque además de ser ajeno de la voluntad del rey, es notoriamente opuesto a sus intenciones benéficas, manifestadas en la misma real cédula; porque fundado en

2presupuestos que se creyeron útiles y son nocivos, destruyen radicalmente la agricultura, la industria y el comercio del reino, y arruinan la Real Hacienda. Y lo tercero, porque el artículo 36, aunque se comprende materialmente en el citado real decreto, no es conforme a la intención y voluntad del rey nuestro señor, porque es también muy nocivo a sus reales intereses y a los nuestros, y no puede producirbeneficio alguno. 2. Estas tres proposiciones demostradas hasta la evidencia, (como se ejecutará en este escrito) fijarán la atención superior de vuestra excelencia sobre el presente negocio, el más grande, el más grave y el más interesante de cuantos abraza el gobierno actual de vuestra excelencia y de cuantos se han ofrecido en la Nueva España desde la conquista hasta hoy; y excitarán lanotoria bien acreditada justificación de vuestra excelencia a desempeñar con toda preferencia la más santa, religiosa y sagrada de las obligaciones inherentes a su alta dignidad de virrey, gobernador y capitán general de la Nueva España, de esta posesión la más útil de cuantas tiene la metrópoli, de esta piedra preciosa la más brillante de cuantas adornan la real corona; obligación que consiste, no sóloen la solicitud continua de procurar sus aumentos y pacífica conservación, sino también, y principalísimamente, en preservarla de las malas resultas, y detener los funestos efectos de una providencia como la que nos ocupa, en que el error de los hechos frustra y hace nocivas las más sanas y benéficas intenciones. 3. La proposición primera resulta demostrada por la inspección simple de la citadareal cédula. Toda la virtud, toda la eficacia y toda la autoridad de esta real cédula en cuanto tiene razón de ley, que impera y obliga a los súbditos de su majestad, consiste única y privativamente en el citado real decreto. Por manera que ella no puede tener parte alguna obligatoria, si no se haya comprendido expresa o virtualmente en el referido real decreto, porque él solo constituye, como es...
tracking img