Comentario de texto: las deudas del imperio romano y la plebe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4294 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
|HISTORIA ANTIGUA II (EL MUNDO CLÁSICO) |
|SEGUNDA PRUEBA DE EVALUACIÓN CONTINUA |
|Periodo de realización: 15/03/2010 ||Fecha límite de entrega: 15/04/2010 |

GRADO DE GEOGRAFIA E HISTORIA

CURSO 2009-2010

Nombre del Alumno/a: Juan Carlos González Caballero
Dirección: Canencia de la sierra nº 25 1ºC 28031
Teléfono: 691310928e-mail: capitanchama@hotmail.com
Centro Asociado Gregorio Marañon
Tutor: Rafael de la Rosa

Indicaciones: utilice, siempre que sea posible, este archivo de Microsoft Word para realizar el ejercicio y colgarlo en la página virtual de la asignatura. Aténganse lo más pasible a los epígrafes de las preguntas. Pueden añadir las páginas quecrea necesarias.

Nota Importarte: Es imprescindible entregar las pruebas en un formato digital estándar y compatible, que se puede abrir con cualquier ordenador. Por ello recomendamos que utilicen siempre Microsoft Word (versión 2003 o anterior) o cualquier otro que sea compatible con este.

COMENTARIO DE TEXTO

El problema de las deudas y la reacción de la plebe.

Pero la guerra con losvolscos era inminente y, por otra parte, la ciudad, enfrentada consigo misma, estaba encendida por el odio intestino entre senadores y plebeyos, debido sobre todo al esclavizamiento por las deudas. Protestaban con indignación de luchar en el exterior por la libertad y el imperio, y estar en el interior convertidos en esclavos y oprimidos por sus conciudadanos; de que la libertad de la plebeestaba más a salvo en la guerra que en la paz, entre enemigos que entre compatriotas. Aquella animosidad, que por si sola iba tomando cuerpo, se vio avivada por la desgracia hiriente de un individuo. Un hombre de edad avanzada se precipitó en el foro llevando sobre si las señales de todos sus sufrimientos: sus ropas estaban cubiertas de mugre, y más desagradable aun era el aspecto de su cuerpoconsumido, libido y macilento; por si esto fuera poco, lo largo de su barba y cabellos había dado a su rostro una expresión salvaje. Desfigurado como estaba, se le reconocía, sin embargo, y se decía que había mandado una centuria y se enumeraban otros brillantes hechos de armas, compadeciéndolo todo el mundo; el mismo mostraba las cicatrices recibidas dando cara al enemigo, como testimonio de haberpeleado honrosamente en más de una ocasión. Al preguntarle por que tenía aquel aspecto, por que estaba tan desfigurado, como lo rodeaba una multitud a manera casi de una asamblea del pueblo, dijo que, mientras el estaba en el frente en la guerra contra los sabinos, sus tierras habían sido devastadas y no só10 se había quedado sin cosecha, sino que su granja había sido incendiada, sus bienes todossaqueados, su ganado robado; en esa racha tan desafortunada para él, se le habían reclamado los impuestos y había contraído una deuda; esta, incrementada por los intereses, le había hecho quedarse, primero, sin la tierra de su padre y de su abuelo, después sin los demás bienes y, finalmente, como si fuera una enfermedad contagiosa, había alcanzado su cuerpo, y su acreedor lo había arrojado no a laesclavitud, sino a una mazmorra y a una cámara de tortura. Acto seguido, mostraba la espalda hecha una lastima por las huellas recientes de los azotes. Al verlo y escucharlo se eleva un enorme griterío. La agitación no se circunscribe al foro, sino que se extiende en todas direcciones por la ciudad entera. Los deudores, cubiertos o no de cadenas, se lanzan a la calle por todas partes pidiendo...
tracking img