Como dominar a la mujer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 131 (32655 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
How to Dominate Women

GARY BRODSKY

"La resistencia de una mujer no es siempre prueba de su virtud, sino más bien de su experiencia." Minon de Lenclos (1620-1705). Sociedad francesa Dama e Inteligencia

"Es extraño lo que un hombre puede llegar a hacer, y que la mujer todavía piense que es un angel.” Emile Gaboriau (1835-1873). Autor Francés

"Los hombres se hacen Dioses, y las mujereslos veneran.” James G. Frazer (1854-1941) Clasista y Antropólogo Escocés

NOTA:
La presente obra es una traducción del libro “How to Dominate Women” del autor Gary Brodsky, realizada por el foro Proyecto Vagner Lover. No se vulneran derechos de autor, ya que los derechos de autoría siguen siendo de Gary Brodsky, los derechos patrimoniales del autor siguen estando protegidos puesto que su obra sedesenvuelve en un mercado de idioma diferente al castellano, por lo que no se afectan lo derechos de lucro del autor; la presente traducción no tiene fines comerciales, no se han hecho modificaciones de fondo en el contenido de la obra, únicamente adaptaciones al idioma por las cuales el contenido no es exactamente el mismo de la obra original, sin embargo la esencia de la misma queda intacta.http://proyectovagnerlover.tu-foro-gratis.com

INTRODUCCIÓN:
LA GUERRA DE LOS SEXOS

Esa es una vieja frase, la guerra de los sexos. La mayoría de la gente cree que es un chiste. Están equivocados. Los sexos estuvieron en un estado de guerra por siglos, y en el último, el hombre empezó a perder.

Desde que, que comenzó la historia documentada, los hombres estuvieron enfrentándose en contrade los elementos, los alrededores y a cada otro para hacer del mundo un lugar mejor… para las mujeres. Pensalo. Los hombres no necesitan sábanas eléctricas. Los hombres no necesitan protectores de brazos para sus sillones. Mierda, los hombres ni siquiera necesitan inodoros.

¿Por qué? ¡Porque somos hombres mierda!

Pero las mujeres, las mujeres necesitan toda comodidad imaginable. En el baño,todo lo que un hombre necesita es su máquina de afeitar, algo de jabón, una toalla, y un poco de pasta dental. Las mujeres necesitan tres cajones, dos estantes, y un armario lleno de boludeces – y eso es sólo para tirar. En la cocina, todo lo que la mayoría de los flacos necesita es una sartén, un cuchillo filoso y algo de sal y pimienta. Las mujeres modernas no pueden cocinar a menos que tengancuatrocientas máquinas para enchufar, dieciocho recipientes para los utensilios, dos estantes para las especias, dos cacerolas, un fregadero extra y después alguien más que cocine.

Durante los siglos, los hombres fueron sacando todas las dificultades de la vida – para las mujeres. Los hombres todavía mueren a temprana edad por la tensión de sustentar sus familias, lidiar con trabajos de mierda,con jefes de mierda, luchar contra el gobierno, vecinos, sus esposas y cualquier cosa a sus alrededores día tras día hasta que la negra cortina de bienvenida de la muerte viene para mejorar todo.
Nuestros ancestros construyeron chozas para sus mujeres. Sus hijos construyeron pueblos, luego castillos, luego extendidas metrópolis donde sea alrededor del mundo. Los hombres salpicaron el planeta concentros comerciales y salones de belleza para las mujeres. Inventamos todo lo que pudimos para satisfacerlas. Pusimos luz a los hogares, les dimos aspiradoras, lavaplatos, planchas, lava-seca ropas automáticos, jugueras, limpia alfombras, cafeteras – todo lo que pudiésemos pensar para hacer sus vidas más fáciles. ¿Y sabés qué?

Fue todo un re putísimo error. Te voy a decir por qué.

Lasmujeres son como los gatos. No aprecian nada. Mientras más les das, más quieren. Y sabés que es verdad. A pesar de lo que fuimos advertidos sobre las mujeres en los medios, los interminables artículos celebrando lo grandioso que es cualquier cosa que no tenga pene, las protestas de nunca acabar de las doñas de el “nuevo feminismo,” las mujeres, al igual que los hombres, no cambiaron ni una pizca...
tracking img