Comquista del imperio inca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2318 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CONQUISTA DEL IMPERIO INCA

SIGLO XVI - (1501 – 1600)



[pic]



La batalla entre Pizarro y Atahualpa se desarrolló en pocas horas. El español era un gran estratega y conocía a la perfección a los incas. El gran Inca era un soberano orgulloso y altivo. El desenlace fue inevitable.















Es el verano de 1533. En la ciudad de Cajamarca, en el altiplanoandino, el cuerpo sin vida del todopoderoso Atahualpa pende de una cuerda, después de un juicio rápido y una condena por parricidio, idolatría, poligamia y conspiración contra los españoles.
El arrogante Inca de 31 años, descendiente del dios del Sol y jefe absoluto del imperio mejor organizado de Sudamérica, había ofrecido a Pizarro por su libertad tanto oro como cabía en su prisión. Pizarro aceptael oro, pero no suelta a Atahualpa, quien ante lo irremediable pide el bautismo antes de morir, para ahorrarse el suplicio de una muerte en la hoguera.
En realidad, su imperio culto y floreciente de 12 millones de súbditos que no conocen el hambre ya se había desmoronado unos meses atrás, cuando la astucia de Pizarro dio con el talón de Aquiles de los incas y en un día puso al coloso a sus pies.Así fue ese histórico día, según sabemos por el diario del conquistador, antiguas crónicas de soldados y, sobre todo, por la investigación del historiador británico John Hemming:
Es sábado en Cajamarca, 16 de noviembre de 1532. Francisco Pizarro y sus 168 hombres están concentrados ultimando los preparativos para el encuentro con Atahualpa y concertando los detalles de la estrategia. Elconquistador es un extremeño de 54 años, hijo natural de un militar; hombre audaz y ambicioso, bajo una máscara de reserva y moderación. Tiene una razón muy poderosa para la temeraria aventura que se propone: en su equipaje lleva el nombramiento de gobernador del Imperio de los lncas, expedido por Carlos V para el caso de que consiga conquistar aquellas tierras. Eso lleva consigo apropiarse sinmolestias del oro que hay en el Birú o Pirú, donde los incas extraen 200.000 kilos cada año. También le apoya la bendición de los clérigos, que esperan evangelizar a los indígenas.
Sus hombres son aventureros, casi todos sin oficio ni beneficio, qué también tienen sus motivos para tal aventura. En la España de entonces sólo hay dos modos de mejorar en la escala social: una boda ventajosa o méritos deguerra. Pero la fiebre del oro es su motor fundamental. Sólo la idea de aquella fortuna les ha permitido superar los peligros del viaje, el miedo a los ligeros puentes colgantes tendidos sobre los abismos de los Andes, que han llegado a provocar motines, y el terror que les invade en estos momentos en Cajamarca.
La estrategia de Pizarro para vencer a Atahualpa se basa en una finísimaobservación de la mentalidad de los incas y de la prodigiosa máquina imperial que mantiene a la población trabajando como hormigas y, a cambio, les alimenta, vela por ellos y les permite divertirse tres veces al mes. El altiplano es un mundo frío de granito y hierba a 4.000 metros de altura, poblado por los descendientes de tribus llegadas en antiguas migraciones asiáticas. La supervivencia en estasmontañas ha forjado hombres y culturas sobrias, disciplinadas, carentes de fantasía y guiadas por la poderosa idea de la organización y el orden, Así es como el imperio de Atahualpa, el último y más importante, ha llegado ya a ver los desiertos convertidos en ciudades simétricas adornadas de arte geométrico, vergeles surcados de kilómetros de tuberías de riego artificial y 20,000 kilómetros de caminos,columna vertebral de la administración, el ejército y el correo imperial, «Una de las obras más asombrosas del mundo», según Humbold.
Pizarro se da cuenta de que no será fácil soliviantar a estas gentes contra su emperador, pues Atahualpa les tiene demasiado ocupados y vigilados para que se produzca un motín: programas de prestaciones sociales que eliminan el caldo de cultivo del descontento,...
tracking img