Concepto de salud y enfermedad: ¿psicopatologización de la vida cotidiana o tendéncia psicopatológica de la realidad social?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7044 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 12 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Concepto de salud y enfermedad: ¿psicopatologización de la vida cotidiana o tendéncia psicopatológica de la realidad social?

He encontrado hoy un artículo en el país semanal ideal para encaminar esta reflexión:

“La píldora azul nació para combatir ‘el gran problema’ de los hombres. Ahora, los laboratorios se lanzan a buscar soluciones a la inapetencia sexual femenina. ¿Campaña de laindustria farmacéutica? ¿O la gran esperanza… ‘rosa’?
Desde que nació la célebre pastilla azul, muchos fármacos han querido ser la pink viagra y hasta hoy ninguno lo ha conseguido. Lo corrobora la doctora Úbeda: "¡Se ha anunciado la viagra femenina tantas veces! Con píldoras, parches de hormonas, cremas vasodilatadoras del clítoris…". La más famosa de ellas, Viacreme, también vendida, estabacompuesta por un aminoácido, aloe vera y mentol. Fue desautorizada en 2004 por el Ministerio de Sanidad, que no la consideró un medicamento. La propia compañía Pfizer puso en marcha un ensayo clínico para probar el efecto de la Viagra en 3.000 mujeres. Y aunque la píldora mejoraba los signos externos de excitación, el deseo seguía en el subsuelo. En la mujer ambos mecanismos están frecuentementedesconectados. Ante el fracaso evidente, la compañía cerró el estudio. La industria farmacéutica busca El Dorado. A saber, una píldora –será de color rosa con toda probabilidad– de efecto casi inmediato –no más de una hora– y eficacia probada para solucionar el gran problema. Pero si en el universo sexual masculino estaba claro cuál era el gran problema, en las mujeres eso está todavía por demostrar.Todos los intentos de 'feminizar' la Viagra han fracasado porque la sexualidad de la mujer está a años luz de la del hombre. "La masculina es como el interruptor de la luz; la femenina, como el cuadro eléctrico de un avión", resume Juan I. Martínez Salamanca, urólogo del hospital universitario Puerta de Hierro. Y no ha sido por falta de intentos. Hay un mercado amplio y creciente. Un estudioencargado por la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA) aseguró que el 98% de las mujeres se trataría un problema sexual si existiera un fármaco eficaz. "Sería el maná", reconoce Ana Puigvert, andróloga de la Fundación Puigvert. "Llegan a la consulta y quieren una pastilla; cuando les dices que se tienen que ir a terapia, no vuelven. Es más fácil tragarse algo conagua que aceptar el aburrimiento, la ausencia de deseo o los conflictos de pareja", explica José Luis Doval, jefe del servicio de ginecología del Complejo Hospitalario de Orense. La farmacéutica estadounidense BioSante, implicada en la carrera por el elixir del deseo sexual femenino, estima que sólo en Estados Unidos existe un mercado de 2.000 millones de dólares anuales.
Sin embargo, la viagra rosase resiste. La industria investigó primero en el mundo de la sexualidad masculina. "Creo que preveían que los mayores consumidores iban a ser hombres, del mismo modo que el mercado de los anticonceptivos es mayoritariamente femenino porque ellos son más reacios a usarlos", reflexiona Doval. La consecuencia es que, en opinión del doctor Salamanca, "no se ha encontrado una diana terapéutica clara".La diana terapéutica es el blanco donde tiene que dar un fármaco para solucionar un problema. En los hombres impotentes eran las arterias del cuerpo cavernoso del pene que no se llenaban de sangre. Solución: un vasodilatador, Viagra. Pero, ¿qué pasa con las mujeres? "En ellas el apetito sexual es el centro de todo, un gran desconocido que vive en la cabeza de cada quien. Y con el cerebro hemostopado, amigo", dice Santiago Palacios, que añade que se han tenido que estudiar muchos años los neurotransmisores cerebrales para encontrar "un producto válido".
Se refiere a la nueva esperanza blanca, una molécula desarrollada por la farmacéutica alemana Boehringer Ingelheim llamada flibanserina y aún sin nombre comercial. Los resultados finales de los ensayos clínicos ya concluidos están...
tracking img