Confía en tu cruz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1208 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONFÍA EN TU CRUZ

Una vez una persona andaba buscando al señor, le habían comentado de una invitación que hacía a todos para llegarse hasta su Reino, donde dicen que tenía reservada una morada para cada uno de sus amigos. Y el también tenía ganas de ser amigo del Señor ¿Por qué no? Si otros lo habían logrado ¿Que le impedía a él llegar a ser uno de ellos?

Averiguando acerca del paradero, seentero de que el Señor se había ido monte adentro con un hacha, a fin de preparar para cada uno de sus amigos, lo que necesitaría para el viaje. Y se largo a campearlo.

Al fin llego, y se encontró con el mismísimo Nuestro Señor, que estaba preparando las cruces para cada uno de sus amigos, antes de partir hacia su casa, al fin de disponer un lugar para cada uno.

- ¿Que estás haciendo?- lepregunto el joven al Señor.

- Estoy preparando a cada uno de mis amigos la cruz con la que tendrán que cargar para seguirme y así poder entrar en mi Reino-.

- ¿Puedo ser yo también uno de tus amigos?- volvió a preguntar el muchacho.

- ¡Claro que sí! - Le dijo Jesús. - Es lo que estaba esperando que me pidieras. si quieres serlo de verdad, tendrás que tomar también tu cruz y seguir mishuellas. Porque yo tengo que adelantarme para ir a prepararles un lugar-.

- ¿Cual es mi cruz, Señor?-

- Esta que acabo de hacer, sabiendo que venias y viendo que los obstáculos no te detenían, me puse a preparártela especialmente y con cariño para ti-.

La verdad que muy, muy preparada no estaba. Se trataba de dos troncos cortados a hacha, sin ningún tipo de terminación ni arreglos. Las ramasde los troncos habían sido cortadas de abajo hacia arriba, por lo que sobresalían pedazos por todas partes. Era una cruz de madera dura, bastante pesada, y sobre todo muy mal terminada. El joven al verla pensó que el Señor no se había esmerado demasiado en preparársela pero como quería realmente entrar en el Reino, se decidió a cargarla sobre sus hombros, comenzando el largo camino, con la miradaen las huellas del maestro.

Ni bien cargo la incómoda cruz, hizo también su aparición el diablo. Es su costumbre hacerse presente en estas ocasiones. Y en aquella circunstancia no fue diferente. Porque donde anda Dios, asimismo anda el diablo. Sobre todo en los montes.

Desde atrás le pego el grito al joven que ya se había puesto en camino:

- ¡Te olvidaste de algo!

- Extrañado poraquella llamada, miro para atrás y vio al diablo muy comedido, que se acercaba sonriente con el hacha en la mano para entregársela.

- Pero ¿Cómo? ¿También tengo que llevarme el hacha? Pregunto molesto el muchacho.

- No se - dijo el diablo haciéndose el inocente. - Pero se me hace que es conveniente que te la lleves por lo que puedas necesitar en el camino. Por lo demás, sería una lástima dejarabandonada un hachita tan linda-.

La propuesta le pareció tan razonable, que sin pensar demasiado, tomo el hacha y reanudo su camino.

En realidad no había camino. Simplemente eran huellas por el monte o por los pajonales y esteros. Hacía frío en aquel invierno y la cruz era pesada.

Sobre todo era molesta por su falta de terminación. Parecía como si las salientes se empeñaran en engancharsepor todas partes a fin de retenerlo, y se le incrustaban en la piel para hacerle más doloroso el camino.

Una noche particularmente fría y llena de soledad, se detuvo a descansar al descampado.

Deposito la cruz en el suelo, a la vez que tomo conciencia de la utilidad que podía brindarle el hacha. Quizá el maligno, que lo seguía a escondidas, ayudo un poco, arrimándole la idea mediante elbrillo del fierro del instrumento.

Lo cierto es que, ahí nomás, se puso a arreglar la cruz. Con calma y despacito la fue sacando los nudos que más le molestaban, suprimiendo aquellos muñones de ramas mal cortadas, que tantos disgustos le estaban proporcionando en el camino. Y consiguió dos cosas:

Primero, mejorar el madero. Y segundo, se agencio de un montoncito de leña que le vino como...
tracking img