Crisis financiera de eua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5024 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 1 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El impacto económico del quiebre del sistema financiero para Estados Unidos
Como respuesta al quiebre de Wall Street, el gobierno que encabeza el presidente George W. Bush, de la mano de Hank Paulson, actual secretario del Tesoro de Estados Unidos, planea destinar, por lo menos, 700 mil millones de dólares (mdd) a través de su Programa de Rescate de los Activos en Quiebra (Tarp, por sus siglasen inglés) para recapitalizar el colapsado sistema financiero de ese país, que fue aprobado en el Senado el pasado 1 de octubre, con un amplio voto bipartidista de 74 a favor contra 25. Con ello quedó claro que tanto el Senado junto con la Casa Blanca y los dos candidatos presidenciales, Barack Obama y John McCain, están decididos a aprobar el rescate, después de que la Cámara de Representantes lorechazara dos días antes.
Debido a ello, de acuerdo con la profesora de la Universidad de Columbia, Saskia Sassen, este momento es remarcable y revelador para el gobierno de Bush como no lo ha sido en la historia de otros gobiernos anteriormente enfrentados a problemáticas similares, aunque no tan graves. Su gobierno ha sido uno de los más agresivos al exterior, de los más desordenados alinterior, cuya consecuencia final, aunado a lo anteriormente mencionado, le ha traído los niveles de popularidad-aceptación sostenida más bajos de toda la historia de los presidentes de ese país.
Hace ya unos meses advertíamos en esta misma columna que la desorganización en el gobierno de Bush en materia de asuntos domésticos, las irresponsables invasiones en Irak y Afganistán, así como las amenazas aCorea del Norte, Libia, Siria e Irán, aunado al desmedido apoyo económico a Israel, junto con el alto nivel de desempleo que se gestó entre 2002 y 2004, lo estaban llevando a los niveles de aceptación más bien de un rechazo popular histórico, que estaba sólo por encima de las gestiones de los presidentes Coolidge y Hoover (presidentes entrante y saliente en el año de 1929, como consecuencia de lacaída de Wall Street).
Sin embargo, ante este colapso del sistema financiero peor que el de 1929, según las encuestas más recientes que miden los niveles de aceptación, ahora sí Bush superó a todos, incluso a Harry Truman, al mantener de manera sostenida por más tiempo que ningún otro, entre un 27 y 30 por ciento de aceptación, lo cual equivale a que si hubiera condiciones en el vecino país delnorte para que el público estadunidense pudiera revocar su mandato, tal vez lo haría.
El hecho de que la Casa Blanca, la Reserva Federal del Tesoro y el Senado quieran inyectar al frágil sistema financiero 700 mil mdd, cargándolo al erario público para estabilizar a Wall Street, es una inminente salida que evidencia la necesidad del sistema neoliberal de la intervención del Estado, no sólo enEstados Unidos sino en todo el mundo. Es la última carta que se juega el presidente Bush para revertir la imagen de su equipo de trabajo y sobre todo la imagen del candidato de su partido republicano.
Sin embargo, aunque la socialización de pérdidas y deudas, como en este caso, sea un hecho para devolver la confianza a los mercados internacionales, porque el Poder Legislativo del gobiernoestadunidense ya aprobó (aunque con muchas reticencias) la propuesta de Bush de rescate financiero en ese país, debe ser visto como la oportunidad de oro para crear un nuevo modelo y una nueva fase en la economía de ese país.
Sin duda, representa una oportunidad para cambiar los malos manejos económicos, la especulación generada por las invasiones militares en el Medio Oriente, las altas tasas de interés enlos créditos internos, la celeridad en las transacciones financieras sin ningún tipo de medida que proteja a los accionistas medios o menores, y sin medidas que regulen las entradas y salidas de capitales (que a la postre son llamados golondrinos) y que se vuelven sumamente nocivos para cualquier sistema, porque traen consigo una falta de liquidez y, por lo tanto, la imposibilidad de que las...
tracking img