Cristiano 100%

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1952 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 30 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNA VISIÓN QUE TE AYUDARÁ A ENTENDER MÁS PROFUNDAMENTE LOS BENEFICIOS DE ADORAR A DIOS.

El León de Judá

Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. 
Apocalipsis 5:5

A finales del año 2008 oraba en las mañanas caminando en la Finca de Restauración propiedad de nuestroministerio. Mi clamor al Señor era por una revelación mayor sobre la motivación que yo debía hacer a la Iglesia de Costa Rica y de las Naciones para adorar al Altísimo por tres meses consecutivos. En una de las mañanas me levanté de madrugada y oré por muchos minutos; caminé casi por hora y media y regresé a la casa rayando el alba. Como era muy temprano me acosté para descansar por unos minutos. Enmedio de ese tiempo de reposo tuve una vivencia espiritual extraordinaria. No sé si fue en el espíritu o en la carne, pero fui transportado a una enorme montaña. El monte era imponente y muy hermoso.
El camino de ascenso a la cúspide estaba lleno de rocas doradas y rodeado de un intenso verdor y flores multicolores; el lugar era impresionantemente bello. Yo llevaba dos niños de mis manos hacia lacima; a la derecha iba Pablo, mi hijo mayor, él parecía como si tuviera nueve o diez años, y a mi izquierda iba un niño de la misma edad, que me era totalmente desconocido y que aun hoy lo sigue siendo; no sé quien era.
Rápidamente llegamos a la cumbre y se podía ver fácilmente el otro lado, íbamos de sur a norte. La cima de la montaña era de aproximadamente doscientos metros de longitud. A laderecha y a la izquierda habían edificios entre las rocas y curiosamente también habían grutas y cuevas. Cada edificio, gruta y cueva estaba rotulado arriba de su entrada. Todos los edificios que miraba al pasar, a uno y otro lado, estaban muy destruidos; si acaso se podían mantener en pie en medio de la bella montaña. Al inicio del recorrido en la cumbre del monte, de sur a norte, pude divisar alfondo, en el Norte, una Gloria impresionante que brillaba en el cielo.
Era hacia allá que yo caminaba con los dos niños de la mano. Nubes tapizadas de colores naranja y oro mostraban un paisaje bellísimo; era como si el mismo Trono de Dios hubiese bajado de lo Alto y se hubiese establecido entre las nubes al final de la montaña. Aleluya. Puse mi mirada en esa Gloria, y fijé mi meta en llegarhasta allí con los dos niños. Curiosamente, el niño desconocido de la izquierda, constantemente se me quería escapar de la mano para meterse a una cueva o aun edificio semi destruido; yo tenía que sujetarle fuerte para que no escapara. Por impedir que este niño se fuera a la derecha o a la izquierda, fue que pude ver el nombre de aquellas cavernas y edificios. Unos estaban rotulados así: Religión,Comunismo, Filosofía, Política y Humanismo. Habían diversos edificios y muchos nombres: Deportes, Música, Socialismo, Teatro, Ciencia, etc.
Mientras avanzábamos hacia el norte, donde estaba la Gloria del Señor, el niño desconocido se me escapó de mi mano y se metió en una cueva profunda cuyo nombre era Humanismo. Yo intenté seguirlo para sacarlo de ahí, pero el Espíritu Santo me lo impidió,ordenándome que avanzara derecho, hacia el frente donde estaba la Gloria. El continuar la jornada, de repente, saliendo de entre las rocas, un león dorado enorme me saltó adelante en el camino, ubicándose frente a nosotros y con toda la intención de no dejarnos pasar hacia nuestro destino final. Su actitud no era pacífica, más bien era violenta, muy agresiva. Abrió su enorme hocico y rugió con fuerza.Súbitamente, el Espíritu me hizo recordar parte de la Escritura:
“Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”…
1 Pedro 5:8
En ese instante fue consciente que tenía frente a mí al mismo satanás. Las fuerzas me flaqueaban, mi voz no podía salir de mi garganta, su presencia maligna era más fuerte que lo que yo podía...
tracking img