Cuenta Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (770 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de abril de 2015
Leer documento completo
Vista previa del texto
El ratoncito presumido
Hola niños!! El día de hoy le contaremos la historia de un ratoncito muy presumido, y esto empieza más o menos así…
Todos los días en la mañana un ratoncito que era muypresumido caminaba por el parque muy feliz.
Un día el ratoncito mientras estaba saliendo de su casita para hacer su recorrido, se dio cuenta que en el suelo algo brillaba era... una moneda de oro.
Elratoncito la recogió del suelo “Que suerte”-Exclamo
Y se puso a pensar qué se compraría con la moneda.
 “Ya sé me compraré caramelos... hay no que me dolerán los dientes. Pues me comprare pasteles...mejor no que me dolerá la barriguita”.- después de pensar un poco exclamo muy feliz- “¡Ya lo sé me compraré una bonita corbata de color rojo!”        
El ratoncito se guardó su moneda en el bolsillo y sefue al mercado.
Una vez en el mercado le dijo al vendedor: “nesecito la corbata roja más elegante de su tienda”. La compró y volvió a su casita. 
Al día siguiente se paro frente al espejocolocándose su corbatita en el cuello, estaba tan bonito que no podía dejar de mirase.
Salió al balcón de su casa para que todos vieran como lucia con su nueva corbata. Pronto se corrió la voz de lo guapo queestaba el ratoncito y todos los animales de la ciudad, entonces empezaron a ir a su casa uno por uno para ver si conseguían casarse con él.
En eso que aparece una gallina y le dice:
- Buenos días,Ratoncito. ¡Qué guapo que estás hoy!
- Gracias, señora Gallina.
- ¿Te casarías conmigo?
- No lo sé. ¿Y por las noches que me dirás?
- ¡Cocooocooco!- respondió la gallina.
- No, Contigo no me puedo casar.Ese ruido me despertaría.
Se fue la gallina muy enojada, No tardó mucho y apareció la coneja.

- Ratoncito, ratoncito, ¿Te quieres casar conmigo?
A lo que él le preguntó: ¿Y por las noches que medirás?
- Nada, pero saltare y saltare por toda la casa muy feliz.
-No, no!, con todo ese escándalo no podre dormir.
Y la coneja se marcho, a lo que apareció una perra.
- Oh! ratoncito, nunca me había...
tracking img