Cuento "el aleph"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1249 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN EL ALEPH

La historia se sitúa en un tiempo concluido, en argentina en el año de 1929 hasta aproximadamente en 1943. Comienza cuando Borges recuerda la muerte de Beatriz Viterbo y comprende que el vasto universo continuaba su curso y se apartaba de ella; por esta razón, que resultaba tan dolorosa para el, decidió consagrarse a su memoria, sin esperanza y sin humillación alguna, pues alparecer su amor no era correspondido.

La acción que considero menos reprochable y que además era un acto bastante cortes y justificable, fue visitar la casa de Beatriz, en el día en el que ella cumpliría años, así podría volver a ver los múltiples retratos que había de Beatriz. Recibido en la casa por su padre y por Carlos Argentino Daneri, el primo hermano de Beatriz; Borges cada año llegabacon más naturalidad y familiaridad, y gradualmente se fue ganando la confianza de Carlos Argentino.

Carlos Argentino era empleado en una biblioteca, una persona autoritaria, pero ineficaz, de actividad mental constante, apasionada, versátil y al final insignificante.

En 1941 en la visita anual, Borges y Calos Argentino, acompañados de algunos tragos de licor, conversaron sobre la actividadliteraria de Carlos Argentino, éste, presumía de un poema en el que trabajaba hace muchos años se titulaba “La Tierra” y trataba de una descripción del planeta. Leyó varias estrofas del poema, a las cuales les incluía su aprobación y comentario profuso. Se proponía versificar toda la redondez del planeta, lo cual convertía su trabajo en algo tedioso para el lector.

Dos semanas después, CalosArgentino invito a Borges al nuevo café que Zunino y Zungri habían inaugurado recientemente a un costado de su casa. Ya en el café, Carlos Argentino releyó varias paginas del poema, a las cuales les había hecho algunas correcciones; después, confeso que pensaba publicar los cantos iníciales de su poema, fue cuando Borges comprendió que la singular invitación tenia un propósito: Carlos Argentino lepediría que escribiera el prologo de su pedantesco fárrago.

Borges acepto con mas resignación que entusiasmo, además, Carlos Argentino le sugirió que consultara a Álvaro Melian Lafinur, un reconocido hombre de letras, para que su prologo fuera el adecuado, pues su poema no podía tolerar un solo detalle que no confirmara la severa verdad del planeta. Al despedirse de Carlos Argentino, Borgesasumió que no hablaría con Álvaro Melian, cosa que el engañado Carlos Argentino se dio cuenta algunos días después, reflejándolo en el inquietante teléfono de Borges que no dejaba de sonar.

Después de algunos meses, la llamada de Carlos Argentino sorprendió a Borges, se escuchaba enojado y con tristeza dijo que, con deseos de expandir se negocio, Zunino y Zungri iban a demoler su casa, la casa desus padres; y con una voz mas impersonal, le confeso que para poder terminar su poema le era indispensable su casa, pues en ella había un Aleph, aclaró que un Aleph es uno de los puntos del espacio que contienen todos los puntos.

Con angustia le conto, como en la niñez lo había descubierto, alguien le había dicho que había un mundo en el sótano después supo que se refería a un baúl, pero porcuriosidad, bajo, pero cayo por las empinadas escaleras, al abrir los ojos vio el Aleph. Borges trato de razonar; la verdad no penetra en un entendimiento rebelde. Así que fue a verlo inmediatamente. Hasta ese momento comprendió que Carlos Argentino era un loco, cosa que lo lleno de maligna felicidad, pues siempre se habían detestado.

Ya en la casa de Carlos Argentino, éste le ofreció una copa decoñac después le dio una serie de instrucciones; la oscuridad, la inmovilidad y cierta acomodación ocular son indispensables. Le pidió que se acostara en el piso y fijara los ojos en el decimono escalón y a los pocos minutos vería el Aleph. En el sótano, y después de que Borges cumpliera con los ridículos requisitos y contara los diecinueve escalones, Carlos Argentino se fue. La oscuridad...
tracking img