Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (959 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Serpiente Bicéfala
Felipe era un hombre de buenos sentimientos, pero muy pobre que vivía en una choza con piso de tierra, la que compartía con su esposa y sus cuatro hijos, a los que alimentabacon vegetales y animales del campo.
En una ocasión que salió a cazar vio a un conejo al que persiguió por un buen rato entre colinas y cerros; de pronto llamo su tención una enorme roca que casicubría la entrada de una cueva que nunca antes había visto, por lo que movido por su curiosidad penetro en ella y cuando casi había avanzado cien pasos… la roca giro cerrando la entrada de la cueva ,pero Felipe no se percato por que a medida que avanzaba el pasillo se ensanchaba, hasta que de pronto ante él se encontraba una ciudad que evocaba la época de esplendor de los aztecas , con una grancalzada que corría de norte a sur y al fondo se levantaba una pirámide escalonada con un templo en lo alto y adornando las escalinatas en relieve se encontraba una imponente imagen de piedra del diosQuetzalcóatl. En el costado derecho de la pirámide se encontraba construido un palacio con columnas en relieve y otras grandes construcciones al rededor con bloques de barro rojos y amarillos unidos conlodo; de repente comenzó a bajar de la pirámide una enorme serpiente de dos cabezas: una de oro y la otra de plata que se acercaba lentamente a Felipe quien intento correr pero el miedo lo mantuvoinmóvil; la serpiente se levanto sobre su cola y mirando fijamente a Felipe a los ojos, y a través de telepatía le dijo… “Escoge una de mis cabezas, la de oro te dará poder y riqueza y la de platasabiduría y conocimiento, pero desde luego cualquiera que elijas tendrá graves consecuencias, o bien puedes elegir volver con tu querida familia y con tu misma pobreza, sin recordar nada de lo que estáocurriendo”.
Felipe evoco con tristeza sus necesidades y pobreza, soltando un gran suspiro decidió elegir la cabeza de oro; de pronto la ciudad cobro vida , se veía pasar por sus calles un sin...
tracking img