Cuentos cortos infantiles

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2117 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CERDITO VALIENTE DE LA GRANJA
abril 12, 2011
Había una granja situada a las afueras de un pueblo, llamada lagranja de Bimbo. En esta granja había muchos animales, vacas, ovejas, gallinas y un pequeño cerdito llamado Pinki, quien había sido el último en llegar, pues tan sólo tenía dos meses de vida, era un cachorrito.
 

Pinki, era un cerdito muy juguetón, al que le gustaba mucho estar conlas ovejas mientras que estaban en el prado pastando. Solía correr detrás de las ovejas hasta que, Pluto, el perro pastor, le regañaba por no dejar a las ovejas comer tranquilas, y entonces las dejaba de molestar, hasta que Pluto se distraía.
Pinki era un cerdito muy valiente, pues un día cuando se encontraban las ovejas en el prado vió como se acercaba un lobo sigilosamente, pasandodesapercibido por delante de Pluto, que estaba echado la siesta.
De repente, el lobo salió de entre los matorrales y fué a por las ovejas, peroPinki rápidamente salió a avisar a las ovejas para que salieran corriendo todo lo rápido que pudieran hacia donde se encontraba Pluto. Éste, al escuchar los balidos de las ovejas, se despertó y fue a defenderlas, asustando al lobo.
Desde entonces, Pinki, pasó allamarse el cerdito valiente de la granja de Bimbo, pues gracias a él, las ovejas no fueron heridas por parte de aquel lobo malvado. Así fue como las ovejas y el cerdito Pinki, comenzaron una relación de amistad para siempre, además, a las ovejas ya no les molestaba que el cerdito jugara con ellas.
FIN

EL CUMPLEAÑOS DEL DRAGON
febrero 28, 2011
En una tierra muy muy lejana, hace mucho muchotiempo, existió undragón llamado Rufus, en un reino donde gobernaba la paz y la armonía.
Rufus era el único dragón que existía por aquel entonces. Él fue el único descendiente de los últimos dragones que quedaban en todo el planeta. Los reyes lo consideraban como el guardián del reino.
Rufus iba a cumplir en pocos días su primer año de vida, por lo que los reyes le iban a preparar una fiesta decumpleaños.

 
El día de su cumpleaños Rufus bajó a desayunar desde su torre como todos los días. Pero ese día, encontró algo que no era normal, ¡no le habían preparado el desayuno!
Enfadado, fue al salón del palacio real, y sin mediar palabra abrió las puertas y, pensando que no había nadie, se desahogó, abrió la boca y llenó de llamas todo el salón.
Cual fue su sorpresa cuando abrió los ojos yvio todo el salón lleno de genteque querían celebrar su cumpleaños.
Por suerte, Rufus no incendió a ninguna persona, y lo único que se quemaron fueron las velas de la tarta que le habían preparado.
Así que, celebraron felizmente el cumpleaños y el dragón Rufus aprendió que no tenía que enfadarse porque no le preparasen el desayuno, ya que haycosas mucho más importantes que esas, como estar felizy sonriente todo el día.
FIN

EL HADA DEL BOSQUE
febrero 25, 2011
Érase una vez una niña llamadaAna, a la que le gustaba mucho montar en bicicleta. Ana siemprellevaba sombrero, y vivía en unacasa de campo cercana a un bosque muy verde y bonito.
Ana solía dar paseos con su bicicleta por las afueras del bosque, ya que su madre le había dicho que nunca se metiera dentro del bosque porque podríaser peligroso.
Pero un día, hacía mucho viento y el sombrero de Ana salió por los airesdirigiéndose hacia el interior del bosque. Ana pensaba que el sombrero volvería de nuevo, pero lo vio desaparecer como si el bosque se lo tragara…
Ana, muy disgustada y haciendo caso omiso de lo que le dijo su madre, se adentró en el bosque para buscar su sombrero.

Cuál fue su sorpresa cuando alguien letocó la espalda y le dijo: “Ana, soy tuhada madrina, y siempre he vivido aquí para protegerte el día que entraras en el bosque, ya que este bosque está encantado y hay que tener mucho cuidado“.
El hada del bosque siguió hablando y le dijo a Ana: “Ahora quédate aquí, que yo voy a buscar tu sombrero“.
Ana, todavía impresionada por ver a su hada madrina, se quedó inmóvil, esperando a que el hada...
tracking img