Cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7840 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
y el Juan Grande. Dos cuentos otomíes (hñähñus)

un rey de siete hijas y El Juan Chiquito

Dexthi es una pequeña localidad de origen otomí ubicada en el Valle del Mezquital, en el estado de Hidalgo, apenas conformada por 500 habitantes. Los otomíes de este valle se autodenominan hñähñus, para diferenciarse de otros pueblos otomíes del país.1 “La colonia”, trazada simétricamente y levantada deacuerdo con los planos de los grupos evangelistas que llegaron a la zona, está constituida por sencillas construcciones de cemento, la mayoría sin acabados ni pintura, una telesecundaria, un jardín de niños y un albergue. El camino es de terracería, y las piedras y el polvo son parte de la vida cotidiana de sus pobladores. La comunidad, que actualmente cuenta con su propio pozo y transporte(sustentado con tres camionetas traídas de Estados Unidos), lucía muy diferente hace 50 años: las viviendas estaban fabricadas con materiales de la región, como magueyes, órganos y piedra, y el otomí era el idioma predominante, situación que ha cambiado en el presente, pues las nuevas generaciones ya casi no lo hablan. Dexthi, cuyo nombre significa ‘carrizo tierno’, se ubica a once kilómetros aloccidente de Ixmiquilpan, municipio que funge como centro socio-político de todo el Valle del Mezquital, donde se concentra la población indígena del estado de Hidalgo. En la actualidad la comunidad conserva tradiciones de épocas prehispánicas, entre ellas, el tallado de lechuguilla y el raspado de pulque. La lechuguilla es un agave que mide aproximadamente 60 cm de altura, del cual se extrae una fibramuy fuerte y resistente que sirve para hacer lazos, reatas, costales y escobetas. El oficio de lechuguillero es común en la zona; de él dependen económicamente varias familias que no tienen parientes en Estados Unidos. La paga es muy poca: aproximada1 Actualmente el idioma otomí se habla en Veracruz, Puebla, Michoacán, Tlaxcala, Querétaro, Guanajuato y Estado de México (Lastra, 2001: 19).REVISTA DE LITERATURAS POPULARES / AÑO VII / NÚMERO 2 / JULIO-DICIEMBRE DE 2007

Un rey de siete hijas y El Juan Chiquito y el Juan Grande

227

mente diez pesos el kilo. Los lunes, día de mercado en Ixmiquilpan, diferentes comunidades van a vender el ixtle, nombre con el que se conoce el producto obtenido de la lechuguilla. Hay quienes también venden el xité, que es el residuo soltado por laplanta al ser tallada manualmente, y que por contener saponina, se usa como jabón para lavar. Se sabe que los otomíes ascendieron al Altiplano hacia el fin del Preclásico medio (1200 a 400 a.C.), ocupando la región de Puebla-Tlaxcala y más tarde el Valle de México y el Valle del Mezquital. Es posible que el paso de un valle a otro haya sido provocado por la erupción del Xitle, cuya actividad ígneainterrumpió la construcción de la pirámide de Cuicuilco (Guerrerro, 1983: 100).2 En opinión de Tranfo, los otomíes llegaron antes que los nahuas al altiplano central (Guerrero, 1983: 79; Arroyo, 2001: 59), pero no fueron los primeros: antes ya lo habían hecho los popolocas y los olmecas. Yo entré en contacto con la comunidad de Dexthi en abril de 2003, como parte de mi servicio social, en un centrocomunitario sustentado por la UNAM, en donde mis compañeros y yo podíamos dormir y cocinar. La oportunidad de estar en Dexthi durante días, e incluso semanas, me permitió establecer una convivencia estrecha con algunos de sus habitantes, quienes amablemente compartían con nosotros sus comidas, fiestas, huapangos, caminatas, y a mí, particularmente, sus relatos. La recolección la realicé de juliode 2003 a octubre de 2004, reuniendo un corpus final de 34 relatos, que transcribí, anoté e incluí en mi tesis de licenciatura. De este trabajo elegí dos relatos sobre magia y hechicería, puesto que me parecieron los más ricos en cuanto a elementos maravillosos y narrativos. Los narradores de los cuentos, Aurelio Pérez Martínez y Julio Zapote Casablanca, ambos ancianos, tienen por lengua materna...
tracking img