Cultirizate

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1608 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL BIEN

ETIMOLOGÍA:

La palabra "bien" proviene de latín "bonum" que significa propiedad.
DEFINICIÓN:
El bienes lo que perseguimos en cada acción, o sea, el fin último de todas las acciones que realizamos. Es la finalidad última de todos los demás fines. Vamos al cine, viajamos, estudiamos, amamos, educamos, escribimos, vivimos en busca del bien. Pero, el bien se escabulle como laaraña más rápida y nos acercamos más o menos al mismo. A veces, por ejemplo, confundimos el bien con un mal, por ignorancia, y otras nos gusta un mal y lo consideramos un bien.
El bien universal es el bien común, reconocible por todos, bajo la guía de la razón. Es como una mezcla de algunos gramos de sentido común, de conciencia moral, de buen uso de la libertad, más unos contundentes gramos deobjetividad, de imparcialidad y ecuanimidad.
El bien particular es el bien subjetivo, el que resulta de la suma de un objeto y del valor que cada uno le atribuye al mismo. Desde esta perspectiva, el bien es, como decían los sofistas, la medida que cada hombre le pone a las cosas. El punto es que aquí, todo se relativiza y nos perdemos en un subjetivismo a ultranza que conlleva individualismo, y portanto egoísmo.
Hay que reconocer que todo está traspasado del anhelo del bien, cualquier ideología, cualquier política de gobierno o una relación familiar tiene como sentido conseguir el bien. Hay un bien en el arte: la belleza; en la justicia: la verdad; en los afectos: el amor; en la vida: el disfrute, el placer.
El bien es tautológico porque no se define a través de otra cosa, sino que desdesí mismo. O sea bien es lo placentero, el disfrute, lo agradable, el gozo y lo placentero es un bien
MARCO TEÓRICO:
* Baruch de Spinoza:
Considera el bien como algo subjetivo, no sólo por haber insistido en la idea de que lo bueno de cada cosa es la conservación y persistencia en su ser, sino también por haber escrito expresamente que «no nos movemos, queremos, creemos que es bueno, sino quejuzgamos que es bueno porque nos movemos hacia ello, lo queremos, apetecemos y deseamos». Es subjetivo, no porque haya distintas opiniones al respecto sino por oposición a lo objetivo y lo concreto. En tal sentido una persona no es inherentemente buena o mala de hecho, sino que sus acciones serán acciones buenas o malas.
Sólo disponemos de cuatro principios de la moral:
 El filosófico: haz elbien por el bien mismo, por respeto a la ley.
 El religioso: hazlo porque es la voluntad de Dios, por amor a Dios.
 El humano: hazlo porque tu bienestar lo requiere, por amor propio.
 El político: hazlo porque lo requiere la prosperidad de la sociedad de la que formas parte, por amor a la sociedad y por consideración a ti” (Lichtenberg, Aforismos).
* William Shakespeare: La tragediade Ricardo III.
Considera: “No hagas a los otros lo que no quieres que te hagan a ti”. Es uno de los principios más fundamentales de su ética. Pero es igualmente justificado afirmar: “Todo lo que le hagas a otros te lo haces también a ti mismo”.
¡Es la hora de la medianoche mortal!... ¡Un sudor frío empapa mis temblorosas carnes!... ¡Cómo! ¿Tengo miedo de mi mismo?... Aquí no haynadie...Ricardo ama a Ricardo...Eso es; yo soy yo... ¿Hay algún asesino?... No… ¡Sí!... ¡Yo!... ¡Huyamos pues!... ¡Cómo! ¿De mi mismo?... ¡Valiente Razón!... ¿Por qué? ¡Del miedo a la venganza! ¡Cómo! ¿De mi mismo contra mí mismo? ¡Yo me amo! ¿Por qué causa? ¿Por el escaso bien que me he hecho a mí mismo? ¡Oh no! ¡Ay de mí!... ¡Más bien debería odiarme por las infames acciones que he cometido! ¡Soy unmiserable! Pero miento... Eso no es verdad... ¡Loco, habla bien de ti! ¡Loco no te adules! ¡Mi conciencia tiene millares de lenguas, y cada una repite su historia particular, y cada historia me condena como un miserable! ¡El perjurio el perjurio en el más alto grado!, todos cometidos bajo todas las formas, acuden a acusarme gritando todos:¡Culpable! ¡Culpable!... ¡Me desesperaré! ¡No hay criatura...
tracking img