Davo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (262 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
COMIENZA LA DISECCIÓN DEL HOMBRE-MASA
¿Cómo es este hombre-masa que domina hoy la vida publica? -la
política y la no política-. ¿Por qué es como es?; quierodecir, ¿cómo se ha
producido?
Conviene responder conjuntamente a ambas cuestiones, porque se
prestan mutuo esclarecimiento. El hombre que ahora intenta ponerseal
frente de la existencia europea es muy distinto del que dirigió al siglo XIX,
pero fue producido y preparado en el siglo XIX. Cualquiera mente
perspicaz de1820, de 1850, de 1880, pudo, por un sencillo razonamiento a
priori, prever la gravedad de la situación histórica actual. Y, en efecto, nada
nuevo acontece queno haya sido previsto cien años hace. «¡Las masas
avanzan!», decía, apocalíptico, Hegel. «Sin un nuevo poder espiritual,
nuestra época, que es una épocarevolucionaria, producirá una catástrofe»,
anunciaba Augusto Comte. «¡Veo subir la pleamar del nihilismo!», gritaba
desde un risco de la Engadina el mostachudoNietzsche. Es falso decir que
la historia no es previsible. Innumerables veces ha sido profetizada. Si el
porvenir no ofreciese un flanco a la profecía, no podríatampoco
comprendérsele cuando luego se cumple y se hace pasado. La idea de que el
historiador es un profeta del revés, resume toda la filosofía de la historia.Ciertamente que sólo cabe anticipar la estructura general del futuro; pero
eso mismo es lo único que en verdad comprendemos del pretérito o del
presente. Poreso, si quiere usted ver bien su época, mírela usted desde
lejos. ¿A qué distancia? Muy sencillo: a la distancia justa que le impida ver
la nariz de Cleopatra
tracking img