De la sumision a la participacion ciudadana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3853 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Encuentro

POR

DENISE DRESSER

De la sumisión a la participación ciudadana

“México concentra la riqueza en pocas manos y erige gobiernos que lo permiten: liberales o conservadores, priístas o panistas”

En el pasado Encuentro Empresarial 2007, se identificó a la añeja pasividad, sumisión y contubernio del pueblo mexicano con sus autoridades como uno de los obstáculos para laprosperidad.

En México muchos viven con la mano extendida, con la palma abierta, esperando la próxima dádiva del próximo político, esperando la entrega del cheque, el contrato, la camiseta, el vale, la torta, la licuadora, la pensión, el puesto, la recomendación o la concesión de un bien público; esperando la dádiva del que Octavio Paz llamó “el ogro filantrópico”: la generosidad del estado, que con elpaso del tiempo produce personas acostumbradas a recibir, en vez de a participar; ciudadanos vasija, recipientes en vez de participantes, resignados ante lo poco que se vacía dentro de ellos, porque la economía no crece lo suficiente, porque el país no avanza como debería, porque el tiempo transcurre y los pobres no dejan de serlo. En México, sigue siendo difícil saltar de una clase a otra. EnMéxico la brecha entre los de abajo y los de

priístas o panistas, compartiendo el mismo fin: un sistema que protege al capital por encima del trabajo, que mantiene baja la recaudación y por ello no tiene recursos suficientes para invertir en la educación. Y donde no hay impuestos recaudados no hay gobiernos eficaces, no hay un estado que invierta en su población, no hay partidos que se centren en elcapital humano y cómo formarlo, no hay líderes que piensen en la educación como primera prioridad. En cambio, sí hay mucha obra pública: caminos y puentes, segundos pisos, torres del bicentenario; muchas formas de obtener apoyos cortoplacistas y los votos que acarrean; muchas formas de hacer política en el PAN, el PRI y el PRD que son formas de poder que tienen a México agarrado de la nuca.México es un sistema de clientelas en todos los ámbitos; un sistema de élites acaudaladas, amuralladas, asustadas ante los pobres a quienes no han querido educar, porque no quieren franquear la brecha que tanto los beneficia, porque no tienen incentivos para hacerlo; ahí están las empleadas domésticas, los choferes, los obreros, los maestros mal pagados; los que asisten a la escuela por turnos, y dejande hacerlo porque no parece importante; sin primaria terminada, sin preparatoria acabada, sin una carrera profesional para hacerlos productivos y competitivos, ciudadanos empoderados de México y del mundo. Tenemos un sistema —político, social, cultural— que pasa no por el mérito, sino por las relaciones y los contactos, donde importa menos el grado que el apellido; donde los puestos se adjudicancomo recompensa a la lealtad y no al profesionalismo, donde las puertas se abren para los disciplinados y no para los creativos; los matrimonios que cimientan alianzas de negocio y de clase, las compañías que pasan del abuelo al hijo al nieto; el monopolio estatal que se vende al amigo y lo convierte en multimillonario… Ahí están los muros educativos y sociales, culturales y empresariales,construidos contra los de afuera, obstaculizando la movilidad, evitando el ascenso, impidiendo el ingreso de los pobres, de los provincianos, de los empresarios innovadores, de la competencia, de los que no tienen acceso al crédito, de los que cruzan la frontera en busca de oportunidades, 400 mil de ellos al año. Millones de mexicanos supervivientes y ansiosos de un sistema que no funciona para ellos,frenando la competitividad del país ante un mundo globalizado, llevando la frustración a las calles, reforzando la desesperanza de los desposeídos, arando el terreno para que cualquiera que ofrezca recetas rápidas y que provea un proyecto “alternativo”

“Tenemos un sistema —político, social, cultural— que pasa no por el mérito, sino por las relaciones y los contactos, donde importa menos el...
tracking img