Decalogo del desarrollo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1119 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Maestra: Carmen Patricia López Mendoza
Alumno: Ricardo Mireles Fletes
Matricula:
Tarea 1: Ensayo
Decálogo del desarrollo

Introducción
Ignorante, así es como me siento, después de leer un texto que eleva tanto la autoestima, con cosas que están tan alcance de todos. Se que para la mayoría de nosotros el poder alcanzar nuestras metas es prioridad, lo que pocos realmente sabemos, buenoo mejor dicho casi nadie es como lo vamos a realizar, ya que “del dicho al hecho hay mucho trecho”, esta frase tan repetida por todos nuestros conocidos se acomoda a la perfección en esta ocasión.
De manera muy sencilla plasma una excelente idea el señor Octavio Mavila de cómo salir del subdesarrollo, en el que estamos inmersos, frenando esa imposición mental a la que, me atrevo a decir estamosla gran mayoría de las personas sujetos. En todo momento y para toda situación tenemos pretextos y los anteponemos para la mayoría de los eventos que salen mal, juzgando a toda clase de personas, cosas, lugares, climas… cosas externar que a nuestro ver impiden nuestro desarrollo como personas y limitan el alcanzar la tan anhelada posición económica estable (ya no la riqueza, claro esta por quenuestra mente no nos deja pensar mas que en el conformismo).
El decálogo del desarrollo abre la mente al optimismo de poder alcázar con el cambio de hábitos el rescate de nuestra sociedad y economía, haciéndonos mas cercanos entre nosotros y con un lado mas humano.
Lo que a continuación se presenta no es mas que un ensayo de la probable solución a tantos males sociales que hoy en día nos aquejancon mas frecuencia.

El decálogo del desarrollo
Ensayo

Muy bueno, para mi algo excelente que simplemente me deja paralizado, en lo particular siempre tengo ese complejo de inferioridad, puedo decir que pese a que se que estoy mal, sigo cometiendo los mismos errores del pasado, de manera que parece que estoy anclado al fracaso personal. Al tener en mi pantalla este texto me da una nuevaesperanza de poder cambiar lo que para mi resultaba algo muy complicado, el “El Decálogo del Desarrollo” da una solución sencilla a manera de cambiar eso hábitos tan primitivos que tengo en el día a día, aunque tal vez no me escape de una terapia con un psicólogo.
El planteamiento es claro, somos un país subdesarrollado (por que decir del tercer mundo, suena muy feo), el autor comprueba que no es porcausa de la antigüedad de los pueblos, ya que encontramos civilizaciones muy viejas que continúan siendo pobres pese al tiempo de su existencia.
Queda de igual manera demostrado que las grandes extensiones de tierra y los abundantes recursos naturales, tampoco son motivo de la falta de desarrollo.
Y en ultima instancia comparando la inteligencia de las personas que vivimos en paísessubdesarrollados, con aquellas que viven en países altamente industrializados, muestra que no tiene ninguna imposición, para que ciertas personas no desarrollen al máximo sus capacidades intelectuales, descartando entonces que por ello los países no cuenten con las vías para lograr avanzar en este terreno.
El autor, queda maravillado, como para cualquiera de nosotros seria visitar ciudades tan desarrolladas,constatando de todos los adelantos tecnológicos y del excelente funcionamiento de sus vialidades, industrias, la amabilidad de sus habitantes, la calidez en los servicios, de la seguridad con la que viven.
Todo esto quedo tatuado en la mente del autor y no espero ningún momento para que a su llegada sintiera la gran necesidad de compartirlo a gritos con sus amigos y familiares, con todos aquellosallegados, para empaparlos de las ideas que el había visto en solo revistas o películas.
La anécdota que relata sobre los soldados japoneses que quedaron apertrechados en la selva de Malasis por mas de 20 años, suena de película. Habla de la lealtad y amor que tienen los japoneses a su patria, algo sorprendente.
El origen, podría llamarse accidental de los puritanos al llevar una filosofía...
tracking img