Derechos En La Escuela Hoy

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 40 (9910 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 4 de mayo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Derechos y obligaciones en la escuela hoy.

¿Qué hacemos en la escuela de hoy cuando uno o dos alumnos con un hierro en la mano corren a un ordenanza, dentro del establecimiento, para pegarle?
¿Qué hacemos en la escuela de hoy cuando uno o dos alumnos reciben a pedradas a una docente que está designada para enseñarles Matemática?
¿Qué hacemos en la escuela de hoy cuando uno o dos alumnosinsultan soezmente a un docente que intenta enseñarles determinada asignatura y lo amenazan con producirle daños a su hijo, a él mismo o a sus bienes materiales –léase casa o auto-?
¿Qué hacemos en la escuela de hoy cuando un alumno amenaza a una profesora con cortarle la cara si sigue insistiendo en enseñarle Biología?

Es indiscutible que todos los niños, adolescentes, jóvenes y adultos poseen elderecho a aprender, derecho social garantizado por la Constitución Nacional, así como el de enseñar. Son dos derechos que se encuentran en el acto educativo y que se complementan, de alguna manera, ya que el ejercicio de uno posibilita el del otro: no hay escuela sin docentes y no hay escuela sin alumnos.
La puesta en práctica del derecho a enseñar conlleva la obligación de hacerlo dentro de losmárgenes estatutarios del sistema en el que se encuadra la actividad escolar de cada Jurisdicción e implica el compromiso de capacitación continua , la responsabilidad en el ejercicio de la profesión, el respeto por los pares y los alumnos, y un espíritu de lucha, de entusiasmo y de entrega incansables, sumados a creatividad y rigor, tanto intelectual cuanto conductual.
La puesta en práctica delderecho a aprender presenta una particularidad interesante: no puede realizarse si el educando no dispone libremente de sus actitudes y habilidades para estudiar. Es decir, si el alumno no quiere aprender, por más esfuerzos y “estrategias” que instrumente el docente,no aprenderá. Si no realiza el esfuerzo de resolver las consignas propuestas por su maestro o profesor, si no se predisponeactivamente al aprendizaje, si no dedica el tiempo necesario al estudio y a la reflexión, no aprenderá: su derecho se mantendrá inalienable, pero la concreción de ese derecho en acto quedará pendiente de ejecución.
Y otra nota insoslayable en este tema: el derecho a aprender está compartido por todos los sujetos presentes en un aula en forma simultánea, manifiesten o no manifiesten, en su totalidad,interés por ejercerlo. Por lo cual, habrá que garantizar a todos la realización práctica de su derecho.
Tanto el derecho a enseñar como el derecho a aprender presuponen el respeto por la integridad física, sicológica y moral de todas las personas involucradas en el acto educativo. Es éste un derecho humano fundamental.

Es luego de estas someras reflexiones que podemos plantear las cuestiones queencabezan esta nota y que no se refieren a una lejana realidad, sino que son nada más y nada menos que anécdotas de algunas escuelas de nuestra ciudad.

¿Qué hacemos, entonces?
• ¿Mantenemos a esos alumnos violentos dentro de las aulas, porque “hay que garantizar la obligatoriedad de la educación secundaria” aun a costa de poner en riesgo la integridad física de los docentes y de los pares, yaun a costa de discriminar seriamente a todos los otros alumnos que desean estudiar y capacitarse? Porque a nadie escapa que en ese clima se hace muy difícil, cuando no imposible, aprender y enseñar.
• ¿No sería apropiado que el Estado “garantice la obligatoriedad” proporcionándoles a esos alumnos violentos un ámbito escolar específico, dadas sus características sicosociales especiales , con unosdocentes capacitados ad hoc, con una curricula particularmente organizada y con una dinámica escolar peculiar?
• ¿No sería apropiado que el Estado “garantice la obligatoriedad” a todos los niños, adolescentes, jóvenes y adultos, preservando las condiciones del enseñar y aprender?
• ¿No sería justo que el Estado garantice el ejercicio de la profesión docente sin que los educadores vean en riesgo...
tracking img