Descubriendo al otro: las teorías de la alteridad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2455 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Descubriendo al Otro: Las teorías de la alteridad
A través de Viajes de Alí Bey de Domingo Badía y Viajes a Yucatán de John Stephens
El viaje, es un tópico que ha sido recurrente en muchas de las literaturas a lo largo del tiempo y a lo ancho de las fronteras. La experiencia del desplazamiento del individuo como una vivencia del mundo, a través del cual llega al conocimiento de sí mismo y delos Otros, es una práctica tan antigua como el nomadismo prehistórico, y que ha ocupado un lugar importante en las literaturas de los pueblos en todo el globo.
Desde luego, la literatura de viajes ha ido cambiando de tópicos a lo largo de la historia, y a diferencia de la literatura más reciente de corte posmoderno, los relatos de viajes del siglo XIX se caracterizaban por el “descubrimiento” deotras culturas distintas a la europea occidental, a través de una mirada imperialista, que generalmente tenía intenciones expansionistas o de dominación ideológica o económica.
Así, encontramos en los relatos de algunos viajeros de esa época esa visión predominantemente eurocentrista al aproximarse y describir a otras culturas; como es el caso de Viajes de Alí Bey, del espía originario deBarcelona Domingo Badía, quien recorrió durante cinco años el mundo árabe, desde Marruecos hasta Constantinopla, bajo las órdenes de Manuel Godoy, primer ministro de Carlos IV, y Descubriendo a los mayas. Viajes a Yucatán del viajero norteamericano John L. Stephens.
La particularidad de estos relatos, es la manera en que el “yo” y el “Otro” quedará plasmado en el texto. Como ha escrito Todorov,variados son los procesos internos que resultan el la construcción del yo, y el sentido de alteridad:
“Uno puede descubrir a los Otros en un uno mismo, darse cuenta de que no somos una sustancia homogénea, y radicalmente extraña a todo lo que no es uno mismo: yo es otro. Pero los Otros también son yos: sujetos como yo, que solo a mi punto de vista, para el cual todos están allí y solo yo estoy aquí,separa y distingue verdaderamente de mi. Puedo concebir a esos otros como una abstracción, como una instancia de la configuración psíquica de todo individuo, como el Otro, el otro y otro en relación con el yo; o bien como un grupo social concreto al que nosotros no pertenecemos” (Todorov:1995:13)
En cuanto a los relatos de viaje que ya hemos referido, veremos que la construcción del otro nooccidental será del tercer tipo que enuncia Todorov, tratándose de un otro exterior y lejano que aparece en la narración a través de un “descubrimieto”; es decir, una apropiación del otro por parte del viajero, quien considera a estas civilizaciones “desconocidas” por encontrarse fuera de la documentación de la academia occidental; es decir, que se encuentran en un estado “natural” , parafraseandola definición que hace Pratt de “naturaleza” desde la perspectiva imperialista:“‘Nature’ meant above all regions and ecosystems wich were not dominated by ‘Europeans’ while including many regions of the geographical entity known as Europe” (Pratt: 1992:38)
Este estado natural de ciertas regiones alejadas del dominio europeo, con frecuencia trae consigo una visión distorsionada del Otro a travésde la sensación de exotismo que las culturas “desconocidas” producían en los viajeros y observadores, como nos refiere Torodov: “se aprecia lo lejano por ser lejano: a nadie se le ocurriría idealizar a los vecinos bien conocidos(…) Los mejores candidatos al papel de ideal exótico, son los pueblos y las culturas más alejados y más ignorados.” (Todorov:1991: 306)
Un ejemplo de esta idealizacióndel otro desconocido, lo encontramos en los textos de Stephens Viajes a Yucatán, en el que se presenta la idealización de un entorno misterioso en el que se esconde un pasado de gloria desconocido:
``It is impossible to describe the interest with which I explored these ruins. The ground was entirely new; there were no books or guides; the whole was a virgin soil. [...] The beauty of the...
tracking img