Df intall

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (252 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CIELO QUE ARDIA
Tarde de verano con un corazón saltado de emoción vacilante
Era el ruido atropellan te , hipnotizadas por las hermosas pinceladasque sobre su cuerpo corrían emocionadas.
El espectáculo de una tarde que superaba cual pensamiento negativo que sobre la cabeza estaba, de aquellaspersonas cuya perspectiva divisaban, su mas sublime pensamiento se concentraba en a aquello que era inevitable, pues por la naturaleza proveniente de unafuerza inhumana atraía todo corazón que saltaba enamorados del momento, seducidos por la belleza de un cielo en llamas.
Las montañas por un movimientoinvoluntario saludaba a aquel placentero atardecer, tratando de exhumar sus raíces y salir a correr detrás de su propio cielo, su anhelo su sueño echorealidad.
Su color disipándose en la eternidad con su tono violeta en la inmensidad fue aquel recuerdo de un amor sincero empujándonos a una realidad quees infinita y nos invita a filosofar, a disfrutar de aquella belleza que es una verdad absoluta que no se puede negar, que nos contagia para contar,relatar y por ende experimentar aquella paz interior que un pequeño y corto momento nos dejo.
Llegando a casa con ansias locas de referir no solo unsuceso si no también de desbordar el deseo de amar, un poema en su oído fue lo que quedo después de un día vivido, era aquella joven muchacha que guarda ensu pecho aquel suceso relatado, testigo de un gran suspiro por haber visto la majestuosidad un cielo enardecido.
Sebastián Montoya bedoya.
tracking img