Diccionario economia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 796 (198972 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ramón Tamames

Diccionario de Economía

1989
Segunda edición (revisada): septiembre, 1988
Alianza Diccionarios
Alianza Editorial, S.A., C. Milán, 38; 28043 Madrid
Teléfono: 91 2 00 00 45
1988
Impreso en Offirgraf, S.A.
C. Los Naranjos, 3 San Sebastián de los Reyes (Madrid)
I.S.B.N.: 84-206-5228-8
Depósito Legal: M. 31.463-1988
En este Diccionario, a lo largo de casi 2.500términos, Ramón Tamames ha venido a sintetizar lo esencial de la teoría económica y de sus dos ramas aplicadas -estructura e historia-, uniendo a ello lo imprescindible de los conceptos estadísticos, y lo más relevante del vasto mundo de la economía de la empresa -o administración de negocios si se prefiere- que hoy genera un gran cúmulo de nuevos conceptos para sectores como la bolsa, la banca, elcomercio internacional, etc. Además, en el Diccionario se dedican amplios espacios a las escuelas de pensamiento, y a los economistas y autores más preclaros, no faltando tampoco una extensa referencia a los organismos nacionales e internacionales, que configuran la "envolvente institucional" de la realidad económica de nuestro tiempo. Al final de cada término figura siempre la versión del mismo eninglés, hoy lingua franca de todos los economistas; y en la última parte del libro se incluye un vocabulario inglés/español de todas las voces que comprende la obra. Fernando Lázaro Carreter, de la Real Academia Española, en el prólogo a este Diccionario, lo califica de verdadera enciclopedia, destacando que recoge no sólo tecnicismos provenientes de las disciplinas económicas, sino también deotras próximas y conexas a ellas, como urbanismo, ecología, demografía, etc., "en un repertorio -nos dice- con el que Ramón Tamames presta un importante servicio a la lengua española".
A mi querido amigo y esforzado luchador por la salud de sus semejantes, el Dr. Manuel Marcos Lanzarot, a quien debo la vida, entre otras cosas.
a Andrea Carlón Tamames, que luminosamente llegó a este mundo el 27 defebrero de 1988.
Prólogo
De la lectura continuada de las páginas de este Diccionario, salgo enriquecido con saberes que, en gran parte, desconocía; y no superfluos o de lujo, porque muchos de ellos constituían antes, en mí, ignorancia casi culpable. Los términos económicos pululan hoy de modo tan atosigante por prensa y ondas, que desconocerlos conduce a la inopia. Siglas, vocablos ingleses ytecnicismos que los calcan más o menos torpemente, son anclas imprescindibles para no ser arrastrado por el oleaje informativo. Bastaban hasta hace poco palabras corrientes o de fácil acceso, para entender elementalmente cómo andaba el país. Desde hace pocos años, si no se poseen claves macroeconómicas, puede quedarse el ciudadano sin saber cómo y dónde vive, y qué le aguarda. Basta comparar losdiscursos del Parlamento republicano con cualquier perorata actual sobre el Estado de la Nación; aquellos se entendían, emocionaban, agitaban a los oyentes; los de ahora convierten la Cámara en un bloque de metacrilato, y salen por las antenas en forma de chorro gélido, con cifras agrupadas bajo misteriosas etiquetas.
Unico remedio para interesarse por la cosa pública es comprender: y, además,deprisa, para que no descienda el tiempo per cápita. Un Diccionario como el presente deberá estar al alcance de todo ciudadano lego en esos términos que le exige el ejercicio competente de la ciudadanía. Después de su lectura, podré ya decidir mi próximo voto; incluso, tal vez lo aprendido me baste para aspirar a concejal de una lista cerrada.
Ha evitado Ramón Tamames llamar enciclopedia a su libro.Pero lo es; y en eso se aparta ventajosamente de otros diccionarios. No sólo acoge tecnicismos austeros de las disciplinas económicas, sino de otras próximas, aunque conexas: política, urbanismo, historia, demografía, etc.; y breves artículos biográficos, y hasta expresiones castizas: ya en la primera página, a tocateja (apréndanlo en los grandes almacenes, donde suelen preguntar si se paga cash)....
tracking img