DIFERENCIAS Y SIMILITUDES ENTRE LOS CONTRATOS DE ARRENDAMIENTO EN DERECHO ROMANO Y LA LEY 820 DE 2003.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1365 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de abril de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
DIFERENCIAS Y SIMILITUDES ENTRE LOS CONTRATOS DE ARRENDAMIENTO EN DERECHO ROMANO Y LA LEY 820 DE 2003.

1. Definiciones.
Tanto en el derecho romano como en la ley 820 de 2003, el contrato de arrendamiento es un contrato consensual y oneroso, por medio de la cual una persona llamada arrendador, entrega temporalmente a otra llamada arrendatario, una cosa para su uso a cambio de una suma dedinero.
Definición en derecho romano: arrendamiento o locatio conductio; es un contrato consensual, oneroso en virtud del cual una persona denominada arrendador, entrega temporalmente a otra llamada arrendatario (conductio) una cosa para su uso, o una obra a cambio de una cantidad (merces).
Definición ley 820 de 2003: El contrato de arrendamiento de vivienda urbana es aquel por el cual dos partes seobligan recíprocamente, la una a conceder el goce de un o inmueble urbano destinado a vivienda, total o parcialmente y la otra a pagar por este goce un precio determinado.
Aquí surge la primera diferencia que consiste en que en derecho romano se habla del arrendamiento de cosas y obras, mientras que en la ley 820 de 2003, se rige únicamente para contratos de arrendamiento de inmuebles urbanosdestinados para vivienda.
En el derecho romano se ven tres modalidades para el contrato de arrendamiento:
1. La disposición de una cosa para ser utilizada y disfrutada.
2. prestar determinados servicios y
3. entregar una cosa para que sobre ella se realice una determinada actividad.
En la ley 820 de 2003, solo hay una modalidad que es el arrendamiento de un bien inmueble destinado paravivienda.
En el derecho romano se refiere a los términos: conductor: quien recibe una determinada cosa para que se disfrute durante un cierto tiempo, debiendo este ultimo restituirla, y pagar durante cierto tiempo una contraprestación llamada merces, y otra parte llamada locator, quien se obliga a entregar la cosa para que sea disfrutada por el conductor.

A diferencia de la ley 820 de 2003, lostérminos utilizados son los de arrendador (quien entrega el inmueble) arrendatario (quien goza del inmueble y paga un precio por el goce del mismo, y ese precio se llama canon de arrendamiento.
2. elementos del contrato
Tanto en el derecho romano, como en la ley 820 de 2003, se ven las similitudes que hay respecto de los elementos que conforman el contrato de arrendamiento en cuanto:
1. A lossujetos que tienen que conformar este contrato que son: locator y conductor, actualmente llamados arrendador y arrendatario.
2. Acuerdo de voluntades: siendo el contrato de arrendamiento un contrato consensual, siempre las partes tienen que estar de acuerdo respecto del precio que se pagara.
3. La cosa: en ambas épocas hay un acuerdo entre las partes respecto de la “cosa” que se entregara para eluso y goce, pero ha de tenerse en cuenta como se explico anteriormente que la ley 820 de 2003, solo hace referencia a los inmuebles destinados para vivienda, mientras que el arrendamiento en derecho romano hace referencia a cualquier cosa mueble o inmueble.
4. Merces o precio: siempre habrá que pagar un precio por el beneficio que se reciba; pero debe tenerse en cuenta que en la época de losromanos este precio podía ser en dinero o especie, mientras que a la luz de la 820 de 2003, este precio es una suma de dinero.

3. derechos y obligaciones:
En derecho romano hablamos de tres clases de obligaciones:
Locatio reí: el locator (arrendador) tiene la obligación de poner a disposición la cosa al conductor (arrendatario) para que este la use y la disfrute, y mantenerla en buenascondiciones, de igual manera tiene la obligación de restituir al conductor los dineros que este haya gastado para tener necesariamente la cosa en buen estado. Y a su vez el conductor está obligado a pagar la merced convenida, responder por los daños que se hayan causado a la cosa por culpa suya, exceptuándolo solo cuando hay caso fortuito, debía restituir la cosa cuando se acababa el arrendamiento, y...
tracking img