Disciplina espiritual

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (972 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 4 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Desde temprana edad

     La labor de los padres no sólo consiste en consolar a los hijos cuando se caen y preocuparse de que se alimenten bien, se cepillen los dientes y otras funciones parecidas.Todo progenitor tiene también la obligación de velar por la formación espiritual de sus hijos, lo cual se logra fundamentalmente mediante una disciplina amorosa y constante; y cuando digo amorosaquiero decir moderada, serena, ecuánime y no violenta. Desde muy temprana edad los niños comienzan a formarse su concepto del bien y del mal y a adquirir patrones de conducta. Por eso, cuanto antesempecemos a instruirlos, mejor.

     Disciplinar a los niños significa formarlos, enseñarles a llevar una vida ordenada y, con el tiempo, a autodisciplinarse. La disciplina entendida como una serie dereglas que se imponen a los niños resulta ineficaz, pues en cuanto quedan libres de la autoridad paterna, se desbocan. En cambio, disciplinar en el sentido de enseñarles a llevar una vida ordenadatiene efectos duraderos: les inculca autodisciplina.

     La disciplina no se reduce a impartir corrección y sancionar comportamientos inadmisibles, aunque reconozco que esos son aspectos esenciales.Primeramente es preciso establecer límites y directrices claros y dar uno mismo buen ejemplo de conducta; luego se debe impartir la enseñanza paso a paso y ser constante en su aplicación.

     A lamayoría de los padres al principio les cuesta mucho castigar, y a algunos no sólo al principio. Les tenemos tanto cariño a nuestros hijos que no queremos amargarles la vida. Deseamos de todo corazónque hubiera alguna forma de eludir el asunto, de que aprendieran de un modo más fácil. Pero como los queremos tanto, los corregimos. Sabemos que les conviene escarmentar y que a la larga les evitaráperjuicios mayores. Dice la Biblia que la disciplina «da fruto apacible de justicia a los que por medio de ella han sido ejercitados» (Hebreos 12:11).

     No se puede esperar que los niños...
tracking img