DIVINA MISERICORDIA

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (776 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
HORA DE LA MISERICORDIA DE MADRUGADA
VEN VAMOS A REZAR LA CORONILLA POR TI Y POR EL MUNDO ENTERO
Quiero que las almas me traten con más intimidad, que me busquen en
ellas, dentro de ellas mismas,pues ya saben que el alma en gracia
es morada del Espíritu Santo; y, allí, que me vean como soy, es
decir, como Dios, pero Dios de amor... Que tengan más amor que
temor, que sepan que Yo las amo yque no lo duden; pues hay
muchas que saben que las escogí porque las amo, pero cuando
sus miserias y sus faltas las agobian, se entristecen creyendo no
les tengo ya el mismo amor que antes.
Estasalmas no me conocen; no han comprendido lo que es
mi Divino Corazón..., porque precisamente sus miserias y sus faltas
son las que inclinan hacia ellas mi bondad. Si reconocen su impotencia
y sudebilidad, y se humillan y vienen a Mí llenas de
confianza, me glorifican mucho más que antes de haber caído.
Lo mismo sucede cuando me piden algo para sí o para los
demás..., si vacilan, si dudan deMí, no honran a mi Corazón.
Cuando el Centurión vino a pedirme que curase a su criado,
me dijo con gran humildad: «Yo no soy digno de que Vos vengáis a
mi casa»; mas, lleno de fe y de confianza,añadió: «Pero Señor,
decid sólo una palabra y mi criado quedará curado...» Este hombre
conocía mi Corazón, sabía que no puedo resistir a las súplicas del
alma que todo lo espera de Mí. Este hombre meglorificó mucho,
porque a la humildad añadió firme y entera confianza. Sí, este
hombre conocía mi Corazón y, sin embargo, no me había
manifestado a él como me manifiesto a mis almas escogidas.Por medio de la confianza, obtendrán copiosísimas gracias
para sí mismas y para otras almas. Quiero que profundicen esta
verdad porque deseo que revelen los caracteres de mi Corazón a
las pobresalmas que no me conocen.
Entre las almas que me están consagradas hay pocas que
tengan verdadera fe y confianza en Mí, porque son pocas las que
viven en unión íntima conmigo.
Quiero que sepan...