Don de temor de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1285 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Forma de exponer el don del temor de Dios:
Al explicarles en que consiste el don, uno de nosotros estará exponiendo y el otro esporádicamente puede sacar un cartel pequeño que tenga la palabra ‘’cuidado’’, podría ser a los que estén mas distraídos o platicando, esto para que tengan una experiencia parecida a la del relato que les daremos después de exponer y también puedan compartir al sentirsemas identificados al relato. (Sin desviar mucho la atención de todos al exponer los carteles)

¿Qué es el Don de Temor de Dios?

Este don del Espíritu, aparentemente, es difícil de comprender. ¿Por qué pedimos tener temor de Dios? ¿Cómo vamos a tenerle miedo a un Padre?
La Palabra de Dios manda a los creyentes en Cristo (a los santos de Dios) a temer a Dios (1Pedro 2:17).

El Temor de Dios,don del Espíritu Santo, no es miedo a Dios, un miedo que perturba, sino más bien el sentimiento de respeto y admiración que abruma ante la inmensa majestad de Dios.
Puede haber un Temor de Dios imperfecto que teme al castigo. Y éste puede servir para ayudarnos a evitar el pecado. Pero tiene que tornarse en el Temor filial, del hijo que no desea ofender a Dios, su Padre.
El Espíritu Santo noscapacita para odiar el mal a través del Espíritu del temor de Dios.
El Temor de Dios es indispensable para la práctica de las virtudes, porque, en su enfoque correcto, el Temor de Dios es el deseo de corresponder al Amor infinito que Dios nos da, siéndole fiel y no ofendiéndole

El vicio opuesto al temor de Dios es el espíritu de orgullo, de independencia y de libertinaje: éste hace que no sequieran seguir sino las propias inclinaciones, sin soportar ninguna sujeción; se peca sin escrúpulo y no se tienen en cuenta las faltas pequeñas; se está delante de Dios con poco respeto y se cometen irreverencias en su presencia; se desprecian sus inspiraciones; se descuidan las ocasiones de practicar la virtud, y se vive en el relajamiento y en la tibieza.

Temer a Dios es vivir conforme alEspíritu. Los que son de la carne no temen a Dios. Ocuparse de la carne trae como consecuencia la muerte. Aborrecer al mal trae vida y paz. Los que no temen a Dios no pueden agradar a Dios; pues ellos viven según la carne.
Si el Espíritu de Dios mora en nosotros, tenemos el temor de Dios. El que no tenga el temor de Dios en su corazón no es de Cristo; porque el Espíritu de Dios nos capacita para temera Dios. Todos los que son guiados por el temor de Dios, son hijos de Dios.

CUENTOS Y REFLEXIONES DON DEL TEMOR DE DIOS

CUIDADO
El sacerdote anunció que el domingo siguiente iría a la iglesia el mismísimo Jesucristo en persona y, lógicamente, la gente acudió en tropel a verlo.
Todo el mundo esperaba que predicara, pero él, al ser presentado, se limitó a sonreír y dijo: "Hola".
Todos, y enespecial el sacerdote, le ofrecieron su casa para que pasara aquella noche, pero él rehusó cortésmente todas las invitaciones y dijo que pasaría la noche en la iglesia.
Todos pensaron que era apropiado.
A la mañana siguiente, a primera hora, salió de allí antes de que abrieran las puertas del templo. Y cuando llegaron el sacerdote y el pueblo, descubrieron horrorizados que su iglesia había sidoprofanada: las paredes estaban llenas de "pintadas" con la palabra "¡Cuidado!". No había sido respetado ni un solo lugar de la iglesia: puertas y ventanas, columnas y púlpito, el altar y hasta la Biblia que descansaba sobre el atril.
En todas partes "¡Cuidado!", pintado con letras grandes o con letras pequeñas, con pincel o aerosol, y en todos los colores imaginables.
Dondequiera que uno mirara,podía ver la misma palabra: "¡Cuidado!".
Ofensivo. Irritante. Desconcertante. Fascinante. Aterrador. ¿De qué se suponía que había que tener cuidado? No decía. Tan sólo decía "¡Cuidado!".
El primer impulso de la gente fue borrar todo rastro de aquella profanación, de aquel sacrilegio. Y si no lo hicieron, fue únicamente por la posibilidad de que aquello hubiera sido obra del propio Jesús.
Y...
tracking img