Dos otoños (autora: natalia cháves)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 149 (37042 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Agosto 03 del 2010

DOS OTOÑOS, EL MISMO AMOR

LIBRO I
NATALIE

CAPITULO I

Mi vida ha sido…bueno, ha sido normal, pero interesante. He tenido buenas y malas experiencias. Contaré una de ellas, quizá la más relevante, hermosa y mágica.

Con diecinueve años entré a la universidad de Boston, en realidad soy Colombiana, pero siempre busqué nuevos horizontes en el extranjero, solo porconocer el resto del mundo. Estudiaba artes escénicas y me iba bastante bien. Mi inglés no era lo bastante bueno como para relacionarme con norteamericanos, pero aun así, podía relacionarme con latinos y latinas de México, Puerto Rico, Chile, Argentina, Paraguay, etc; sabía también francés, lo que resultaba cómico ya que lo aprendí como pasatiempo, no le hallaba uso, excepto a leer libros en eseidioma.

Una de las primeras tardes en la U, como ya se hacía costumbre, me hallaba en la zona de verde y en compañía de mis ahora compañeras. Éramos un grupo liberal, hembristas y como si fuera poco lesbianas; Un par se besuqueaban, otro par filosofaba y fumaban cannabis, yo andaba algo retirada de ellas, pues el aroma a hierba me fastidiaba. Pensaba en ese instante, en cuál películaindependiente hispana pondrían esa noche en la sala de audiovisuales.

Algo o debería decir alguien, llamó mi atención. La verdad no tenía idea de si era un chico o una chica, era una figura humana demasiado andrógina y confieso que tenía un encanto exquisito. Aquella figura humana-angelical, se encontraba sentada en el césped, bajo un pequeño árbol fumándose, creo yo, un cigarrillo. No lograbaquitarle el ojo de encima, pues me causaba misterio. Necesitaba saber al menos si tenía senos para deducir que era una mujer, pero no podía verlos, ha ha ha, fue decepcionante. Tenía unos lentes Ray-ban oscuros; iba vestida con un buso blanco sencillo, blue jeans y unos converse mugrosos con los cordones sueltos. Su cabello era de un color marrón claro y opaco, corto y enmarañado. Los rasgos de surostro eran finos y lo mas cerca a perfectos. Su piel era blanquísima.

De repente escucho una algarabía a mis espaldas, eran las chicas diciendo mi nombre en diferentes tiempos y con tonos de voces altas.
-¡Eh!, ¿locas, qué pasa? – al fin les respondo
-¿pero en qué puto planeta te encuentras, Nati? – Pregunta Estefanía
-Aquí, en el mismo que ustedes, solo que … -me levanté y me uní a ellas- … miraba a alguien
-A una chica, por supuesto – dice con dudas Sofía
-La verdad no lo sé – respondí

Aquellas me llamaban por “Nati”, o “Natalie”, mi nombre real es Natalia.

Sofía y Estefanía se echaron a reír y captaron la atención de Martha y Paola.

-Cuenten el chiste para todas – sugirió Martha
-ha ha ha. Nati es el colmo – decía en medio de risas Sofía – se ha puesto a echarleel ojo a alguien y ni sabe si es chico o chica. Ha ha ha
-pero, ¿cómo es eso, Natalie? – preguntó Paola
-no tengo la culpa de que sea tan andro

Las chicas se colocaron de acuerdo todas para cogerme de bate, lograron burlarse de mi durante todo el camino.

Llegando el anochecer las chicas y yo nos dispusimos a preparar el equipo para ver la película. Esta vez pondríamos a reproducir“Dorian Grey”. La sala de audiovisuales estaba más llena que las anteriores dos veces. Ya comenzando la película, las chicas tomaron asiento y yo, al ver de nuevo a aquella figura sentada en la última fila, me quedé atrás totalmente hipnotizada.

-¡Nata!, ¡pssst!!- me llamaba Sofía a media voz
-¿Eh?- fue lo único que dije cuando reaccioné. Me senté en la silla desocupada al lado de Sofía
-¿A quiénmirabas perdidamente, eh?
-A esa persona que no sé si es chico o chica
-Ha ha ha. ¿Y en dónde está?- voltea a mirar hacia atrás
-uhmm – giré hacia atrás también y busqué visualmente – mira, está en la ultima fila – volví a sentarme hacia delante
-¿podrías ser un poco más específica?
-buso blanco, pelo muy corto y lentes oscuros
-bueno, los lentes ya no los tiene. ¡Oh, shit! – se volteó...
tracking img