Dsadsadsa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2302 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
-------------------------------------------------
La teoría del big bang y el creacionismo 
(o cómo la religión se disfraza de ciencia)
La teoría del Big Bang pasa por ser una teoría muy científica y rigurosa. Es asumida como válida por la mayoría de la llamada comunidad científica. Y, recientemente, dos de sus defensores han sido distinguidos con el eminentísimo premio Nobel de Física. Conestos datos, ¿se puede negar el carácter científico y el rigor de la teoría del Big Bang? ¿Alguien puede poner en duda su validez?
En la teoría del Big Bang, al lado de los elementos científicos y objetivos que indudablemente contiene, hay mucho de misticismo, de idealismo, de metafísica y de prejuicio religioso. Y esto se da, no en los aspectos marginales o periféricos de la teoría, sino en sumisma base, en su fundamento, en los principios y esquemas de que parte. De ahí que esta teoría esté por completo viciada, conduzca a callejones sin salida y lleve a conclusiones absolutamente absurdas e ilógicas.
¿Y en qué sentido existe misticismo, idealismo, metafísica y prejuicio religioso en la teoría del Big Bang?
No hay que ser muy avispado para darse cuenta de que esta teoría es una nuevaversión, remozada, adaptada a los tiempos actuales, en que la gente no es tan crédula e ingenua como en épocas anteriores, de la creación divina del mundo en siete días (o en seis, que ya sabemos que al séptimo descansó nuestro muy atareado Señor). La relación existente entre la teoría del Big Bang y la del Creacionismo es, a poco que profundicemos en la cuestión, bastante evidente. En la medida enque se habla de un principio del universo se puede hablar también de una creación. Se deja una puerta abierta a esta opción. Y, así, todos contentos: los astrofísicos, la Iglesia y Dios Nuestro Señor. No es casual, por otro lado, que uno de los padres de la teoría del Big Bang fuera precisamente un súbdito de la Iglesia: el sacerdote belga George Lemaître.
Si analizamos mínimamente la teoría delBig Bang (sin entrar en muchas profundidades), no podemos sino llegar a los mayores disparates. Esta teoría dice que el Universo se creó a partir de unasingularidad, muy pequeña, cargada con una cantidad enorme de materia y energía. Esta singularidad explotó en un momento determinado y en esa explosión se creó nuestro Universo, el cual, desde entonces, ha ido expandiéndose (teoría inflacionaria)hasta alcanzar sus dimensiones actuales.
Los astrofísicos partidarios de esta teoría se permiten el lujo, incluso, de situar el momento de esa supuesta gran explosión, es decir, de establecer la edad del Universo; tendría, según ellos, alrededor de 13700 millones de años.
Todo esto resulta, en mi opinión, bastante ridículo. Cuando apenas comprendemos nuestro propio planeta, cuando apenascomprendemos con exactitud el funcionamiento de nuestro propio organismo, algunos son tan presuntuosos como para decir que el Universo no es eterno, sino que tuvo un principio, y, además, el instante y el modo en que eso ocurrió. (Otros científicos son aún más osados y pronostican también que el Cosmos tendrá un final, que sufrirá una muerte térmica, teoría que, por otro lado, es, en cierta manera, unaprolongación de la teoría inflacionaria).
La teoría del Big Bang contiene infinidad de deficiencias. Está sujeta con alfileres. No puede ser de otro modo, tratándose de una hipótesis bastante arbitraria, pese al predicamento de que goza. En primer lugar, desde un punto de vista lógico o filosófico (y no hay que restarles valor a la lógica y a la filosofía, sobre todo teniendo en cuenta que, en loque se refiere al Cosmos, muy pocas veces podemos movernos en el terreno estrictamente científico), resulta inconcebible que existiera un principio o nacimiento del Universo.
El Universo, si no queremos incurrir en contradicciones insolubles, sólo puede ser concebido como eterno en el tiempo; siempre estuvo ahí y siempre estará; ni tuvo un principio ni tendrá un final. Galaxias, planetas,...
tracking img