El alquimista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1580 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Santiago es un joven que con su sed de conocer nuevos lugares se aventura a ser pastor, cuidando sus ovejas y llevándolas al pueblo para vender su lana. Un día, Santiago se sentó en un banco en la plaza para leer un libro, y se encuentra con un viejo, que le dice que no vale la pena leerlo. Santiago, increíblemente asombrado, le pregunta si ya lo ha leído, a lo que el viejo respondeafirmativamente.

El viejo le cuenta que es un rey, el Rey de Salem.

Le da la decima parte de sus ovejas a cambio de que le mostrase dónde está su tesoro y el misterioso rey le da unas piedras místicas, una negra y una blanca (Urim y Tumim), y le cuenta una historia: la meta en la tierra de todo hombre es su leyenda personal, encontrarla y alcanzarla. "Cuando una persona desea realmente algo, todo elmundo complota para que pueda realizarlo". Atraviesa en barco el Estrecho de Gibraltar, llegando a África. Es una tierra ajena, donde todos hablan lenguas extrañas y tienen costumbres y vestimentas muy diferentes, donde reinan los ladrones y bandidos y no se puede confiar en nadie.

Cuando le roban se siente miserable y tonto. Ayudado por un hombre noble se vuelve a aventurar por las calles deTánger hasta encontrar un negocio de cristales, en el cual entra y empieza a limpiar los cristales expuestos. El dueño, percatándose, le deja hacer sin decirle nada. Después Santiago le dice por señas que tiene hambre. Pasan a un comedor donde el dueño le habla en español y le dice que no era necesario que hubiese limpiado los recipientes, pues su religión le obliga a dar de comer al hambriento, a loque el muchacho pregunta asombrado por qué lo había dejado limpiar los cristales. El comerciante responde que necesitan una limpieza de vez en cuando.

El hombre contrata al muchacho, este trabaja con empeño y gana mucho dinero para poder regresar y comprar todo su rebaño de nuevo. Gana dinero suficiente como para duplicar su antiguo rebaño y piensa que ese era su tesoro. Pasaba poco menos de unaño, cuando un vendedor de té llegó al negocio y le ofreció servir té. El dueño de la tienda respondió negativamente ya que en su interior tenía miedo a lo desconocido, tenía miedo a que su negocio creciese y no lo pudiese controlar él solo.

El dueño le contó que a veces los sueños no se pueden cumplir por la falta de determinación de la gente, entonces recordó al viejo rey y su leyenda personal;se había olvidado totalmente de ella.

Le dijo al dueño que al siguiente día se iba y este, con cierta tristeza, aceptó. Al día siguiente, se fue.

Se une a una caravana y se adentra en las arenas del desierto. Por muchas noches y días camina, haciendo amistad con un inglés que busca un alquimista. El caravanero no dormía de noche ya que el miedo lo tenía paralizado; en el desierto sedesarrollaba una guerra entre varios clanes y una caravana desconocida es asaltada.

Llegaron a lo que, después de haber estado mucho tiempo en el desierto, parecía el paraíso, un oasis en el que el inglés y el muchacho siguieron su búsqueda. Santiago encontró ahí el amor de su vida, Fátima.

Un día el muchacho estaba adormitado en las arenas, cuando dos gavilanes aparecen en el cielo y él tiene unavisión, en la cual ve a cientos de hombres entrando en el oasis, matando y quemando todo a su paso.

El muchacho le cuenta su visión a los jefes tribales, los cuales le hacen caso omiso, argumentando que el desierto nunca da señales a extraños.

Pero joven tenía la confianza de todos y comienzan a prepararse.

Esa misma noche, el joven, estaba caminado por el desierto; de repente un jinetenegro con voz grave e intimidante le pregunta si él había sido la persona que tuvo la visión de los gavilanes , a lo cual respondió afirmativamente, argumentando que los gavilanes lo habían escogido para decirle lo que tenían que decir.

El jinete desenvainó su espada y rozó con ella la cabeza inclinada del chico. Era tan filosa que salió una gota de sangre. La última y más intimidante...
tracking img