El cardenal manzarino. breviario de los políticos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1066 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“No hagas a otro lo que no quieras que te hagan a ti” y “Sed prudentes como las serpientes y sencillos como las palomas”[1], bajo estas dos premisas podemos comenzar a entablar una conversación acerca del contenido del Breviario de los Políticos, de aquel hombre que se encargara a inculcar a Luis XIV antes de su ascenso al trono, quien finalmente sería considerado como el mejor rey que hayatenido Francia, pues bajo su dominio el territorio francés se extendió y la monarquía floreció como nunca.
Dejando en claro que, el objetivo del libro no es más que evitar que a aquel que se jacte de pretender ser político –actividad en la cual el engaño y la usurpación son acciones continuas- sea engañado y no como un medio para educar al futuro político a emprender sucias artimañas en contra de susenemigos.
Para iniciar esta ardua defensa del “yo” es necesario primero, conocerse a sí mismo para de así lograr conocer más profundamente a los demás, pues en tanto la autoexploración y el autoconocimiento no se lleven a cabo de manera correcta, el llegar a conocer a aquellos que se encuentran a nuestro alrededor será una tarea cada vez más laboriosa, sino que imposible.
Conocerse desde elámbito menos imaginado es necesario. “¿Te domina la ira, el miedo, la temeridad o cualquier otra pasión?” o bien “¿Con quién te relacionas?”[2]
Al ser el humano, un ser social, tendemos a asociarnos con otras personas con las cuales también, solemos tener una apertura de pensamiento y sin establecer alguna barrera entre ambos. Revelar los sentimientos es una acción peligrosa para cualquierindividuo, en sentido especial para cualquier político pues, el revelar por completo las pasiones del alma lo deja expuesto al grado que no tendría defensa alguna contra sus adversarios.
El reconocimiento del comportamiento y la forma de guiarse de aquellos de quienes nos hemos rodear es indispensable para un correcto comportamiento por parte de nuestra persona para no dejarnos sorprender y evitar serengañados.
“Conduce la conversación hasta abordar los vicios más comunes, y en particular los que pudiera tener tu amigo. El vicio que él denuncie y repruebe con mayor dureza será precisamente aquél del que adolezca”[3].
Se reconocen, según el cardenal Mandarino a los “incultos por su tendencia a una ostentación excesiva en la decoración de la casa, en la preocupación por los muebles”[4]. Esimportante no cambiar de costumbres de repente, ni siquiera para mejorarlas.
El político, siempre debe mantener cautela en cuanto a su manera de vestir y el arreglo que de sus pertenencias hace; si surgen diversas tareas es importante delegar los asuntos de baja importancia y hacer uno mismo, aquellos asuntos verdaderamente importantes siguiendo un plan estricto pues, si se hace “cargo de variosasuntos a la vez, porque hacer muchas cosas no te va a procurar la celebridad, y si, en cambio, acabar brillantemente una sola”[5].
Un aspecto importante dentro de este breviario es la toma de decisiones porque, para tomar algunas medidas con rapidez te pueden conducir al error por eso al respecto dice el cardenal “no tomes decisiones con rapidez, pero, una vez tomadas, no las cambies”[6].
Sibien es cierto que el autor del libro, el cardenal Manzarino, deja en claro antes de comenzar con la obra que su propósito no es si no el de salvaguardar la integridad de los futuros políticos, estableciendo para ello la premisa de que el contenido e interpretación del texto queda a interpretación y manejo de cada lector.
El pretender ser totalmente frío hacia las relaciones humanas y“recomendar” analizar a cada individuo cuán científico a su proyecto –que no deja de ser solamente un objeto- cuando partimos desde el ámbito de que todos los seres humanos somos seres sociales por naturaleza –y de ahí el génesis de la política- es quizá una tarea deshumanizadora, pues al emprender este análisis se pierde en todo momento la sensibilidad del individuo propiamente sociable para vivir en...
tracking img