El concepto de alma en fedón

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2878 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 17 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ética y deontología profesional

Fedón y el concepto de alma.

Silvana M. Buono
Prof. R. Oller
Año de cursada 2001

Ética y deontología profesional

Fedón y el concepto de alma

Para comenzar

Los límites de la razón humana todavía no han podido encontrar respuesta a grandes interrogantes acerca de el origen de muchas cosas: el del universo y la vida son ejemplos. Y dos puntos devista se oponen entre sí: el científico y el religioso, que todavía no han podido ponerse de acuerdo. Y si no se ha logrado llegar a una conclusión es porque ambos puntos de vista son demasiado fuertes y a la vez limitados como para tomar partido por una conclusión absoluta.
En donde comienza el límite racional surge la fe. Y es la fe quien postula seriamente el destino de las almas. Otro granmisterio. Aquello que venga después de la muerte sólo puede postularlo una revelación divina que no plantee discusión alguna.
Qué hay más allá, qué pasa con el cuerpo, cuál es el futuro de la dualidad cuerpo – alma, si hay premio, si hay castigo. Cuestiones que casi todas las culturas poseen.
En el presente trabajo tomaremos como tema principal el origen, función y destino del alma según Platón.El texto que tomaremos como base es Fedón además de otros textos de diferentes autores que tratan el tema, tanto teóricos como literarios.

El alma y Homero

Para comenzar con el desarrollo del tema, analizaremos brevemente el concepto de alma en dos textos fundamentales como Ilíada y Odisea. Principalmente trataremos esta cuestión en la aparición de Patroclo a Aquiles en la primera obramencionada y el descenso al Hades de Odiseo en la segunda.
El profesor Eggers Lan postula en su trabajo El concepto de alma en Homero diversas teorías animistas referidas a las concepciones acerca de este concepto. Veamos una postulación de la Escuela antropológica inglesa:

“ El primitivo hombre sueña y se sorprende de sus sueños, al advertir que en ellos ve a personas que han muerto, habla conellos, los toca etc. Cree en la realidad objetiva de esas apariciones oníricas, y de ahí infiere que todos los hombres tienen una existencia doble: la corpórea y la anímica que constituye una especie de duplicado volátil de la otra” [1]

En base a esta cita podemos citar un ejemplo de Ilíada, en donde la psique de un hombre muerto visita a otro hombre en sueños:

“Llegó la psikhé deldesdichado Patroclo,
parecida en todo a él mismo, por su altura, los bellos
ojos y la voz, y con semejantes vestimentas ceñidas a la piel”[2]

Con este ejemplo podemos deducir que el personaje homérico posee ideas del hombre primitivo: Aquiles trata de acercarse a la psique de Patroclo pero ésta se esfuma hacia abajo de la tierra. La apariencia de Patroclo en nada difiere de su cuerpo aún vivo yaquí radica la doble existencia del ser humano: su apariencia perceptible y la imagen invisible que sólo se deja ver después de la muerte.

Entre los griegos homéricos existía la costumbre de cremar a los cadáveres para que la psique lograra desprenderse del cuerpo y así morar definitivamente en el Hades. De esta manera se evita que la psique de los que abandonaron la vida se paseen errabundos porla tierra.
Cabe destacar que siempre se hace referencia a la psique como un soplo que se escapa por alguna parte del cuerpo y nada se menciona acerca de su lugar en el cuerpo.
La psique en Homero no es otra cosa que “el último aliento” y no es en absoluto una entidad autónoma ya que fuera del cuerpo sigue teniendo la imagen de quien fuera su dueño convirtiéndose en una doble entidad :eídolon – psique ( imagen – alma ). Pero la psique no se aloja en un lugar del cuerpo. Para esto hay otro término: “thymos” que es “vida” y que lo acompaña mientras el hombre vive. Entonces, citando al Prof. Eggers Lan:

“ Podríamos decir que el hombre homérico tiene dos almas distintas, una para la vida y otra para la muerte. La primera es el alma vital, thymos, y la segunda es el espíritu del...
tracking img