El contrato de transporte marítimo a carga general y las reglas de hamburgo de 1978”

Universidad de Costa Rica

Facultad de Derecho

Derecho Privado I

Profesor: Víctor Pérez Vargas

Grupo 01

“El contrato de transporte marítimo a carga general y las Reglas de Hamburgo de 1978”

Pertenece a: Mauren Barquero Ruiz

Carné A70853

I semestre, 2008

Índice

Introducción 3
El negocio jurídico 4
El contrato 7
El contrato de transporte 12
El Derecho marítimo 14Cuerpos normativos que rigen la responsabilidad en el transporte marítimo a carga general 17
Convenio de las Naciones Unidas sobre el Transporte Marítimo de Mercancías: 23
“ Las Reglas de Hamburgo" 23
Autonomía científica y jurídica del contrato de transporte marítimo 40
El contrato de transporte marítimo a carga general 41
La legislación de Costa Rica 50
Jurisprudencia 54
Conclusiones 76Anexos 79
Bibliografía 83

Introducción

La presente investigación tiene como objetivos principales el Contrato de Transporte Marítimo a carga general así como el Convenio de las Naciones Unidas sobre el Transporte Marítimo de Mercancías, ratificado en 1978 y conocido como “Las Reglas de Hamburgo”.

En primer término, utilizando una metodología deductiva, presenta como punto inicialcomprender la naturaleza del negocio jurídico así como la categoría específica del contrato en su generalidad. Como segundo aspecto se plantea el estudio y la comprensión del contrato de transporte.

De manera introductoria se muestran aspectos generales del Derecho Marítimo. Asimismo se presenta un breve análisis de la legislación vigente en Costa Rica, en lo que a la actividad marítima serefiere, regulada por el libro tercero del Código de Comercio de 1853.

Además se expone el conjunto de cuerpos normativos que han regido el comercio marítimo internacional, iniciando por The Harter Act de 1893 y finalizando con las Reglas de Hamburgo de 1978. En cuanto este último convenio se desarrollan sus aspectos más significativos.

Como último punto a desarrollar se encuentra elContrato de transporte marítimo a carga general, cuyo análisis se expone de manera detallada; en adición se incluyen dos criterios jurisprudenciales relacionados con la materia en investigación.

El negocio jurídico

“Llamamos negocio jurídico al comportamiento o a la conducta, y también al conjunto de comportamientos y conductas humanos, y por el consiguiente espontáneos, motivados y conscientesque se traducen en manifestaciones y declaraciones privadas de contenido volitivo y preceptivo, pues regulan los intereses de las partes y en relación con terceros; jurídicamente relevantes, y por ende constitutivas y dispositivas para el futuro, en virtud del reconocimiento por el derecho de la autonomía privada dentro de ciertos limites y sujeta en ocasiones a cargas determinadas que la vida derelación reclama, y mediante las cuales es posible la consecución de fines protegidos por el derecho, cuando reconoce y ampara ciertos efectos jurídicos, incluso previos, que se producen en esferas de interese privados, traduciéndose en la creación, modificación o extinción de derechos subjetivos, situaciones, status y relaciones jurídicas, y que a las veces requiere la cooperación de laautoridad.”[1]

Modernamente, la doctrina distingue la figura del negocio jurídico, como categoría más amplia que comprende todos los actos de autonomía privada, como tales relevantes para el derecho, de la figura del contrato que representa una especie de negocio jurídico; el bilateral plurilateral de contenido patrimonial.[2]

El contrato se caracteriza por patrimonialidad y “bi” o “pluri”lateralidad. El negocio supera estas limitaciones, constituyéndose en un género amplio, donde encuentran cabida convenios, contratos, actos no patrimoniales, testamentos, etc.; todos tienen en común que hay una voluntad exteriorizada y un fin al que se tiende, a la programación de intereses[3]

Elementos del negocio jurídico en el Código Civil costarricense[4]

Nuestro Código Civil no contiene...
tracking img