El corazón delator, de edgar allan poe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2088 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El corazón delator, de Edgar Allan Poe
Argumento general (2.1)

Los temas que predominan en el cuento son la locura y la maldad del protagonista.

El autor comienza indicando que no está loco. Para demostrarlo se enorgullece de su astucia para acometer el crimen de un anciano con el que convive. El narrador está obsesionado con el ojo del anciano (que llama "ojo de buitre") y decideasesinarlo. Comenta que la semana antes de matarlo fue especialmente amable con él y todas las noches entraba prudentemente en la habitación donde dormía el viejo y allí encendía la linterna para poder ver el ojo del anciano. Durante una semana el ojo estuvo cerrado mientras el anciano dormía y como lo que le irritaba al narrador era precisamente el ojo no le mató. Al fin una noche el narrador entra enla habitación del viejo y este se despierta. El anciano siente terror y su corazón empieza a sonar más fuerte. El protagonista enciende la linterna y al descubrir el ojo de buitre abierto ahoga al viejo con un colchón mientras escucha los latidos de la víctima.

El cadáver es descuartizado y escondido bajo las tablas del suelo de la casa. La policía acude a la misma. El asesino percibe loslatidos del anciano cada vez más fuertes y pensando que los policías también los están escuchando y que se intentan burlar de él confiesa su crimen.

Esta crueldad del protagonista con el anciano contrasta con el amor que siente el joven Vanka por su abuelo (en el cuento Vanka de Chéjov), al que le pide que lo lleve consigo a la aldea. El desenlace inesperado (con la autoinculpación delprotagonista) aparece también en El collar de Maupassant, cuando madame Loisel descubre que el collar que le prestó su amiga era falso.

Análisis de la obra (2.2)

El relato empieza por el final. El principio parece una conversación con una o varias personas (el inglés no especifica el número verbal) no identificadas. Se ha especulado que el narrador está confesando a un guardián, a un juez, un periodistao un médico o psiquiatra. Esto puede ser así por la necesidad que tiene el narrador de explicarse con todo detalle. Lo que sigue es un estudio de terror, pero, más específicamente, la memoria del mismo, ya que el narrador cuenta sucesos del pasado. Las primeras palabras del texto: "¡Es cierto!", son una confesión de culpa. Esta introducción sirve también para captar inmediatamente la atención dellector sobre lo que se cuenta.Desde este punto, según era propio en Poe, cada palabra está enfocada al avance de la historia, lo que hace de El corazón delator posiblemente el mejor reflejo de las teorías de su autor sobre lo que debe ser un relato perfecto.

El motor de la historia es la insistencia del narrador, no en su inocencia (que sería lo normal) sino en su cordura. Pero esto revela unapulsión autodestructiva, ya que se está pretendiendo demostrar la cordura a través de la culpabilidad en el crimen. Su negación de la locura se basa, sobre todo, en lo sistemático de su conducta homicida, en su precisión y en la explicación racional de una conducta irracional. Esta racionalidad, sin embargo, está minada por su falta de motivación ("No hubo motivo. No hubo pasión."). Sin embargo,el asesino afirma que la idea le rondaba día y noche en la cabeza. Así, la escena final no es más que el resultado del sentimiento de culpa del personaje. Como muchos otros personajes en la literatura macabra tradicional, las pasiones dictan su naturaleza. Y pese a todos sus esfuerzos, evidentemente, la pretensión de haber oído el corazón latir a distancia, pese a su aguda sensibilidad, es laevidencia del desvarío y la locura. Los lectores de la época seguramente se sintieron muy interesados en el tema de la alegación de locura transitoria que recrea el cuento.

El narrador afirma estar enfermo de hipersensibilidad; un motivo similar aparece en el personaje de Roderick Usher en La caída de la casa Usher (1839) , así como en El coloquio de Monos y Una (1841). Pero Poe no deja claro si...
tracking img