El cuidado de si

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1374 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El cuidado de sí de Michel Foucault:
Después de la publicación del primer volumen de la Historia de la sexualidad -dice Michel Foucault- "recentré todo mi estudio en la genealogía del hombre de deseo, desde la Antigüedad clásica hasta los primeros siglos del cristianismo. Seguí una distribución cronológica simple: El uso de los placeres, está consagrado a la forma en que la actividad sexual hasido problematizada por los filósofos y los médicos, en la cultura griega clásica del siglo IV a.C.; El cuidado de sí está consagrado a esta problematización en los textos griegos y latinos de los dos primeros siglos de nuestra era. [...] En cuanto a los documentos que habré de utilizar, en gran parte serán textos "prescriptivos"; por ello quiero decir textos que, sea cual fuere su forma (discurso,diálogo, tratado, compilación de preceptos, cartas, etc.), su objeto principal es proponer reglas de conducta. Sólo me dirigiré a los textos teóricos sobre la doctrina del placer o de las pasiones con el fin de hallar en ellos mayor claridad. [...] Estos textos tienen como función ser operadores que permitan a los individuos interrogarse sobre su propia conducta, velar por ella, formarla y darseforma a sí mismos como sujetos éticos; revelan en suma una función "eto-poética", para transponer una palabra que se encuentra en Plutarco".

El autor aborda en esta obra la formación del individuo tal cual se desarrollaba en textos a menudo poco analizados -Artemidoro, Galieno, Pseudo-Luciano- pero determinantes en la instauración de una finalidad general de la cultura, que culmina en elsurgimiento de una personalidad singular, capaz de dar el mejor uso de su cuerpo y de su espíritu educado armónicamente, para volver incluso a asumir las funciones políticas a las que de entrada estaba predestinado. Foucault pretende restablecer en El cuidado del sí ciertos lazos, rotos por la modernidad, con una antigua tradición clásica que nos invita a redescubrir.

Esta nueva edición del tercervolumen de Historia de la sexualidad ha sido revisada y corregida por Julia Varela y Fernando Álvarez-Uría.

MICHEL FOUCAULT Y EL CUIDADO DE SI: NUEVAS IMPLICANCIAS PARA EL SUJETO CONTEMPORANEO

En sus últimas obras, Michel Foucault desarrolla toda una metodología analítica hasta entonces poco explicitada en su trayectoria académica. Efectivamente, Historia de la Sexualidad II e Historia de laSexualidad III contienen, como elementos fundamentales de discusión, la noción de qué es el sujeto del deseo y de cómo este sujeto se hacía señor de sí en diferentes períodos históricos. Desde la Grecia antigua ( siglos VI a IV A.C), donde las prescripciones morales establecidas por parte de filósofos como Platón o Xenofonte hablaban de un profundo dominio de sí por la práctica de la templanza,hasta el período correspondiente a los siglos I y II D.C, donde la doctrina filosófica conocida como estoicismo preconizaba la preservación del sujeto ante la presencia de serias amenazas a su salud física y espiritual. De manera que en la antigüedad nos encontramos con un modo de problematización basado en un concepto de la existencia que corresponde a una manera de ser sujeto y estar en el mundo.Un modo de ser a partir de un proceso creativo y propio. Sin embargo, en la actualidad el sujeto está cada vez más atravesado por las estrategias de saber - poder y por modos de sujeción que acaban por corroborar una idea de individuo centrada en la universalización y en la abstracción, o sea, un sujeto autónomo ajeno a toda la realidad y que sólo puede existir gracias a una serie de códigos ysanciones que le son impuestas en forma periódica.
En sus últimas obras Foucault nos invita a problematizar ese sujeto contemporáneo haciendo valer nuevas estrategias capaces de crear un contra - poder y permitir que el hombre se resista a los modos de sujeción impuestos por mecanismos represivos o no.

El cuidado de sí | |

|
Cada persona tiene a los cincuenta, la cara que se merece....
tracking img