El desencuentro con los hijos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1457 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 26 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL DESENCUENTRO CON LOS HIJOS
El desencuentro es muchas veces difícil porque los padres no encuentran el punto de equilibrio entre:
•La condescendencia y los límites
•El diálogo convincente y la imposición
•La negociación adecuada y el capricho
•La comunicación y la cerrazón
•El respeto a la individualidad de los hijos y a su autoridad
ÁMBITO: Proyecto de vida
ÁMBITO: Seguimientoacadémico

Carta de un padre preocupado
Nuestro amigo Rolando Martiñá nos acerca esta carta. Es de un padre, que vive en Capital Federal, que está preocupado.
Me pareció que representa la voz de muchos padres. Reconocer que hay otros que están tratando de cambiar una tendencia cultural es alentador.
|
Aprender a decir NO |
Estamos a tiempo…
Es lamentable que tengan que ocurrir grandestragedias para que nos pongamos a pensar en lo que hacemos, lo que NO hacemos o lo que dejamos de hacer. Pero así funcionamos y no lo vamos a cambiar… ¿o si?
El sábado pasado (¡y no es el primero!) hubo un terrible accidente donde perdieron la vida tres chicos, tres esperanzas de vida, tres hijos, tres hermanos, tres jóvenes que nunca podrán ser padres y que no tendrán la oportunidad de criar, educar yayudar a sus hijos como nosotros aún podemos.
En nuestro endeble país hay leyes que lamentablemente tendemos naturalmente” a no cumplir porque estamos eternamente disconformes con “el sistema de turno”. Entonces, es más fácil ser uno más que las viola a ser uno que empiece a cumplirlas como corresponde.
Sumado a eso, vivimos en una ola imparable de cosas que “no podemos parar”, porque es másfácil decir SÍ a decir NO, es más fácil esconder la cabeza que enfrentar.
Venimos de una época en donde abundaban los totalitarismos, por lo que sentimos culpa por poner límites sin entender que porque “alguien” los haya puesto mal, no quiere decir que no debamos ponerlos.
Sentimos “culpa” de la palabra represión, cuando no es mala la palabra, sino que es malo el abuso o el mal uso y lamentablementenuestros gobernantes (que surgen de nuestra sociedad) exageran la demagogia sin poner límites a nadie, ni a piqueteros, ni a ladrones de guante blanco, ni a políticos corruptos, ni a chicos de 17 años que cuando aún no saben que van a hacer mañana les dejan manejar un colegio y pararlo por semanas, sólo porque nadie sabe decir NO.
|
Sólo porque nadie sabe decir NO. |

Pues bien, ¿a quéviene todo esto? Es que todo es parte del contexto en que vivimos los padres que muchas veces no nos atrevemos a decir que NO . Porque creemos que nuestros hijos deben ser “amigos” en vez de ser “hijos”, o que preferimos que nuestros hijos “sigan la corriente para no desentonar del resto” aún sabiendo que es nocivo.

Nos engañamos con falsos paradigmas.

“Prefiero que vuelva a casa de día, que esmás seguro”, sin pensar que exponemos a los jóvenes a 3 horas más de alcohol, de gente indeseable y de epidemias sociales como la violencia, la droga, las anfetaminas o el simple cansancio físico de cuerpos que aún no están preparados para resistir un trajín de “previas”, “boliche” y “trasnoche”.

“Si todos van al boliche que vaya”, cuando está prohibido que un menor de edad entre a un lugar alas 2 de la mañana donde se expende alcohol y donde la vorágine los lleva a consumir sustancias para “aguantar o para transar”, y si no consumiera nada, al menos se acostumbrará al entorno que los rodea, confundiéndose acerca de lo que está bien y mal (¿oacaso algún adolescente denuncia lo que ve a la noche?).

Queda claro que todo tipo de decisión entraña riesgos, no se trata de guardarlos enun freezer, pero al menos controlemos los que podamos. Después nos preguntamos ¿por qué a mi? o ¿por qué Dios lo permitió? Lo real es que nosotros debemos hacernos cargo de las decisiones que tomamos.

Le damos un auto a un chico de 17 años porque “la ley lo permite”. Lo gracioso es que es la ley que dictan los mismos legisladores que muchas veces criticamos por inescrupulosos o incapaces,...
tracking img