El espacio referencial en "la familia de león roch"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2457 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 23 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Espacio Referencial

La historia comienza fuera de Madrid, así que por ser este un trabajo sobre esta ciudad, no veo necesario hacer referencia a ellos.

 Sin embargo en estos primero capítulos sí que se nombra un espacio que luego es clave en el libro, el Palacio de Tellería en la Calle Hortaleza.
“Ya solo le queda (del Marqués de Tellería) la casa de la calle Hortaleza- Apuntó fúcar conindiferencia” (pag. 20, cap 3, parte primera)*
“ La parte de dicha Alameda, que después llevó el nombre de Prado de San Jerónimo y hoy es la principal de aquel magnífico paseo, se allanó y regularizó por primera vez según el testimonio de nuestro Juan López de Hoyos), en 1570, con ocasión de la entrada solemne de doña Ana de Austria, última, esposa de Felipe II. -La Puerta del Sol avanzó poreste tiempo al camino de Alcalá, como hacia donde está hoy la entrada del Retiro, y entonces se formaron y poblaron la principal y hermosísima calle de Alcalá y el extendido, cuarto de circulo de E. a N. trazado entro ella y las de la Montera, Hortaleza y Fuencarral, a cuyos extremos se abrieron los portillos de Recoletos, de Santa Bárbara y de los Pozos de la Nieve. -Colmose el otro extensodistrito entre esta última calle y la Ancha de San Bernardo (llamada entonces de los Convalecientes, por el hospital que había en ella), a cuyo final pisó la puerta que estaba en la plazuela de Santo Domingo; y por último, las pueblas nuevas, hechas por D. Joaquín de Peralta hacia el monte de Leganitos, terminaban al N. y N. O. con los portillos de Maravillas, de Amaniel, del Conde Duque [57] y de SanJoaquín (después de San Bernardino), quedando fuera la posesión conocida después por Montaña del Príncipe Pio, con las huertas de las Minillas, la Florida, Buytrera y otras, hasta el puente del Parque de Palacio, que venía a estar donde hoy la fuente de la Regalada, a la bajada de las Reales Caballerizas. Dicho Parque de Palacio y campo llamado del Rey se extendían, como hoy, hasta la cuesta de laVega (…) .En esta nueva población, trazada ya para servir a más importantes necesidades, se buscó con preferencia un terreno menos accidentado, se abrieron o formaron en él calles más rectas y espaciosas, algunas muy extensas, como las bajas de Toledo y de Atocha, la Carrera de San Jerónimo, la de Alcalá, la Montera, Fuencarral, Hortaleza y Ancha de San Bernardo, y se construyeron en [58] ellasmultitud de edificios de consideración. -Sin embargo es de lamentar que a la creación, puede decirse, de nueva planta, de la villa capital del Reino, no presidiese mayor gusto y esmero, no se tuviesen en cuenta ciertas condiciones indispensables para su futura prosperidad. No pretendemos, por esto, que la nueva villa fuese improvisada con la regularidad y fatigosa monotonía de un tablero de damas,sino que, procurándose todo lo posible la nivelación de los terrenos, dándose a todas sus calles la conveniente anchura, cortes y comunicaciones, proporcionándose a distancias convenientes plazas regulares, desahogadas avenidas y puntos de vista calculados, se hubiese en ellas construido el caserío con cierta regularidad, y algunos edificios públicos de necesidad y grandiosa perspectiva; hubieran,en fin, consignado los monarcas de Castilla de aquella época en la corte del Reino el gusto y la magnificencia que ostentaban en otras ciudades del reino, en el de Italia, y en las nuevas que por entonces se fundaban en la América española. No fue, sin embargo, así; y ni los tesoros del Nuevo Mundo, ni la fuerza de voluntad, poderío y alta inteligencia de Felipe II; ni el colosal y privilegiadotalento de Juan de Herrera y sus contemporáneos y sucesores los Toledos, Monegros, Moras y Vegas alcanzaron a imprimir Madrid aquel sello de grandeza y majestad que requería la corte de la monarquía” El antiguo Madrid, Mesonero Romanos. La villa y corte de Madrid en el siglo VII

 León Roch, sin embargo, tratando, según las propias palabras del autor, de poner la máxima extensión terráquea...
tracking img