El fantasma de la opera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1604 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Comenzó una noche en que los directores de la opera, Debienne y Poligny celebraban una gran ceremonia con una espectacular función, debido a su retiro de la opera.
Esa noche, una de las primeras figuras de la danza, La Sorelli, se encontraba en su camerino tratándose de concentrar debido al discurso que daría en honor a sus directivos. Cuando de repente se encontró invadida por todas lasseñoritas del cuerpo de baile, que parecían a su criterio muy alteradas. Una de ellas explicó temerosa que habían visto al fantasma de la ópera, aquel personaje de que todo el mundo había escuchado. Otra de ellas indicó que era exactamente tal y como lo había descrito el tramoyista Joseph Buquet y el maestro de Gabriel, un esqueleto vestido de negro, con el semblante amarillo y los párpados hundidos.
Alpoco rato, la mamá de una de ellas llegó exaltada y les hizo saber que Joseph Buquet lo habían encontrado ahorcado y que al querer quitarle la cuerda, ésta había desaparecido. Todas al recibir la noticia, deciden dirigirse a donde se estaba presenciando la ceremonia. Pero estaban advertidas que nadie más se podía enterar de la muerte del tramoyista.
La función de esa noche dejo impactados atodos, ya que el triunfo se lo había llevado la joven Christine Daaé con su recital la margarita de la obra “Fausto” deleitando a todos sus espectadores, en especial al vizconde Raoul. Raoul quedó extasiado ante tal función, pero al ver desvanecer a Daaé en el escenario decide ir al camerino de ésta para ver como se encontraba. Raoul al ver el rechazo de Daaé de no querer recibir visitas, se escondeafuera de su camerino con la esperanza de que ella saliera. Su desesperación por hablar con ella no lo dejo esperar y decidió entrar. Pero al oír una voz de un hombre, con el cual Daaé le respondía con la voz temblorosa pero a la vez enamorada, Raoul destrozado decidió esperar a ése hombre. Él se encontró con la sorpresa que al salir Daaé ya no había nadie más en ese camerino.
Mientras tanto enel foyer del canto, los señores Debienne y Poligny le daban la bienvenida a los nuevos directores, Aarmand Moncharmin y Fermin Richard, acompañados de sus amigos íntimos. De repente la atención de algunos se dirigió a un hombre que estaba sentado al final de la mesa con un extraño, pálido y macabro semblante. Los señores Debienne y Poligny no se habían percatado de tal hombre, hasta que éste sedirigió a ellos diciéndoles que Buquet había muerto a causa de un suicidio, y les dejó en claro que ese suicidio no había sido natural. Al escuchar esto los ex directores llamaron a Moncharmin y Richard a uno de los despachos, y con tal suceso, decidieron revelarles la causa de el por qué de su partida. Ellos les revelaron que en la Ópera había un fantasma que era el amo de todo. Ellos tenían laorden de ser amables con él y cumplir todas las condiciones que éste les había hecho llegar por medio de una hoja, así como cada mes tenían la obligación de darle cierta elevada cantidad de dinero y tener siempre desocupado el palco número cinco del primer piso. Ya que de lo contrario pasarían una clase de sucesos desagradables que les recordaría que algo estaban haciendo mal.
Los nuevos directoresno podían creer tales declaraciones, al punto que lo tomaron como burla, diciéndoles que debieron de tomar medidas para detener al “fantasma”. Los ex directores al ver que Moncharmin y Richrard hicieron caso omiso de lo que ellos les habían revelado, optaron por marcharse.
Al comienzo de la dirección de Richrad y Moncharmin no había pasado algo fuera de lo normal dentro de las instalaciones dela Ópera. Hasta que un día les llegó una carta de parte del Fantasma de la Ópera pidiéndoles amablemente que para que todo estuviera en paz tenían que hacer caso a todas las condiciones que el pedía, y como principal petición, la de tener siempre desocupado el palco número cinco.
A la función siguiente decidieron seguir el juego y dejaron el palco desocupado. Días después recibieron otra carta...
tracking img