El hombre más rico del mundo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (608 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
The Giving Pledge, ¿estrategia o filantropía?.

Por Daniel Ulises Herrera Alba
“Es preferible ser temido a ser respetado” Maquiavelo.

Bill Gates, y por el multimillonario Warren Buffet en elmarco del proyecto The Giving Pledge, que podría traducirse como 'el compromiso de dar', no solo han decidido donar al menos la mitad de sus fortunas, sino de manera mediática lavar su riqueza y sunombre, sin lavar dinero.
Las implicaciones de proyecciones económicas, mediáticas, jurídicas, sociológicas, de seguridad del dinero, son inmensas y no solo por la cantidad de las fortunas de los yatreinta y ocho multimillonarios que han decidido seguir el ejemplo, sino por la trascendencia a sus reputaciones.
Cómo analistas de mercado, debemos tener en cuenta que, cómo decimos en México, “nadieda paso sin huarache”. Se podrían estimar múltiples causas por las cuales esto puede ser una estrategia financiera más que filantrópica.
La primera de ellas es acotar la diferencia que se lleva entrelos hombres más ricos del mundo y así distribuir más la posibilidades de que hubiera un “nuevo hombre más rico del mundo”. Misma estimación que por razones de conveniencia y POSICIONAMIENTO de marcacomo ya lo es “Carlos Slim”.
Es decir, la marca y la figura de Carlos Slim está en predicamento, “...o dono para ganar terreno en los medios y “lavar” mi nombre y mi riqueza, o bien no dono paraseguir posicionado en el mercado como “El hombre más rico del mundo”.
Si es cierto que Dinero llama Dinero, también es cierto que sin las ideas el Dinero ni siquiera existiría, es decir; pongámonos apensar: ¿quien es más rico y quien es más innovador, Carlos o Bill?, es obvio que Gates es más innovador y quiere tener al “mundo de las ideas” –y de los ideales- a su lado y que Slim tiene a su favormayor capacidad económica.
La argumentación de Slim es la siguiente: : “Donar la mitad de dinero para fines benéficos es al menos absurdo. Nadie puede decir con seguridad que esos recursos sean...
tracking img