El hombre mediocre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (338 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El príncipe
Nicolás Maquiavelo
Al principio el príncipe nos habla de las distintas clases de principados que hay y sobre cuales son más fáciles de conservar, y cuales son aquellos a los que seanexan costumbres, lengua y organización distinta.
En una parte me parece que nos dice que debemos “adaptarnos” a las circunstancias, ya que nos dice que así como hay que hacerse amar, tambiénhay que hacerse temer; que hay que ser severos y a la vez amables, también creo que habla de convencer a las personas para conveniencia del “príncipe”.
Nos dice que el principado lo implementael pueblo, ya que éste concentra toda la autoridad en uno de ellos y lo hacen príncipe, pero que este principado se mantiene con dificultad ya que las personas que rodean al príncipe se creen susiguales y es más difícil mandarlos y manejarlos como el príncipe quiera.
Se plantea la pregunta ¿Es mejor ser temido que amado? Y me parece que esta pregunta tendría muchas respuestas, algunopodrían optar por ser mejor temidos, porque así tal vez son respetados y nadie podría pasar por encima de ellos, aunque también están los que prefieren ser amados y me parece que éstos también sonrespetados pero pienso que con mayor facilidad son manipulados precisamente por eso. A mi parecer se necesita ser un poco de los dos, ser respetado por generar cierto temor pero también hacersequerer, porque me parece que una persona temida también puede ser amada ya que siempre existirá cierto respeto.
Una parte que me parece muy importante es la parte de cumplir promesas, esto vienedesde tiempo atrás y es algo que siempre se ve, en especial en tiempo de campañas o elecciones, y un “príncipe” digno de alabanza es aquel que cumple su palabra dada, que obra con rectitud. Estame parece una virtud muy importante y que todos los gobernantes deberían cumplir, porque actualmente ya nadie cree en la palabra de los aspirantes y mucho menos de los que ya nos gobiernan.
tracking img