El jardin secreto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8051 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Librodot

EL JARDIN SECRETO

G. K. Chesterton

El jardín secreto
G. K. Chesterton

Digitalizado por
http://www.librodot.com

Librodot

EL JARDIN SECRETO

G. K. Chesterton

***

Escritor inglés (1874-1936), comienza con El candor del Padre Brown (1911) su serie de cinco libros con las historias del sacerdote y detective, poseedor de "unos ojos tan vacíos como el mar delNorte", pero sagaz conocedor de la naturaleza humana, cuyas debilidades le permiten resolver los problemas más intrincados. El Padre Brown no se desorienta frente a la soberbia del criminal y sabe apartar la paja del grano, para aclarar los hechos y ofrecer muestras de la magnificencia de Dios
***

Arístides Valentín, jefe de la policía de Paris, llegó tarde a la cena, y algunos de sus huéspedesestaban ya en casa. Pero a todos los tranquilizó su criado de confianza, Iván, un viejo que tenia una cicatriz en la cara y una cara tan gris como sus bigotes, y que siempre se sentaba tras una mesita que habla en el vestíbulo; un vestíbulo tapizado de armas. La casa de Valentín era tal vez tan célebre y singular como el amo. Era una casa vieja, de altos muros y álamos tan altos que casi sobresalían,vistos desde el Sena; Pero la singularidad -y acaso el valor policíaco- de su arquitectura, estaba en esto: que no había más salida a la calle que aquella puerta del frente, resguardada por Iván y por la armería. El jardín era amplio y complicado, y había varias salidas de la casa al jardín. Pero el jardín no tenía acceso al exterior, y lo circundaba un paredón enorme, liso, inaccesible, con púasen las bardas. No era un mal jardín para los esparcimientos de un hombre a quien centenares de criminales habían jurado matar.

Según Iván explicó a los huéspedes, el amo había anunciado por teléfono que asuntos de última hora lo obligaban a retardarse unos diez minutos. En verdad, estaba dictando algunas

Librodot

EL JARDIN SECRETO

G. K. Chesterton

órdenes sobre ejecuciones y. otrascosas desagradables de este jaez. Y aunque tales menesteres le eran profundamente repulsivos, siempre los atendía con la necesaria exactitud. Tenaz en la persecución de los criminales, era muy suave a la hora del castigo. Desde que había llegado a ser la suprema autoridad policíaca de Francia, y en gran parte de Europa, había empleado honorablemente su influencia en el empeño de mitigar las penasy purificar las prisiones. Era uno de esos librepensadores humanitarios que hay en Francia. Su única falta consiste en que su perdón suele ser más frío que su justicia. Valentín llegó. Estaba vestido de negro; llevaba en la solapa el botoncito rojo. Era una elegante figura. Su barbilla negra tenía ya algunos toques grises. Atravesó la casa y se dirigió inmediatamente a su estudio, situado en laparte posterior. La puerta que daba al jardín estaba abierta. Muy cuidadosamente guardó con llave su estuche en el lugar acostumbrado, y se quedó unos segundos contemplando la puerta abierta hacia el jardín. La luna -dura- luchaba con los jirones y andrajos de nubes tempestuosas. Y Valentín la consideraba con una emoción anhelosa, poco-habitual en naturalezas tan científicas como la suya. Acasoestas naturalezas poseen el don psíquico de prever los más tremendos trances de su existencia. Pero pronto, se recobró de aquella vaga inconsciencia, recordando que había llegado con retraso y que sus huéspedes lo estarían esperando. Al entrar al salón, se dio cuenta al instante de que, por lo menos, su huésped de honor aún no, había llegado. Distinguió a las otras figuras importantes de su pequeñasociedad: a Lord Galloway, el embajador inglés -un viejo colérico con una cara roja como amapola, que llevaba la banda azul de la Jarretera-; a Lady Galloway, sutil como una hebra de hilo, con los cabellos argentados y la expresión sensitiva y superior. Vio también a su hija, Lady Margaret Graham, pálida y preciosa muchacha, con cara de hada y cabellos color de cobre., Vio a la duquesa de Mont...
tracking img