El maestro anhelado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (883 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL MAESTRO ANHELADO
Por: Amy Giraldo Bolaños

Pensando en esta sociedad del siglo XXI he llegado a una conclusión: el papel del maestro es fundante, representativo y determinante. Y aunque nodescubrí que el agua moja, en el desarrollo de este texto daré mis razones para la conocida respuesta a las preguntas con respecto a la posición que debería tener el maestro en nuestro contextosocio-cultural.

En el libro “El valor de educar” escrito por Fernando Sabater, se resalta el hecho de que los maestros, son una guía para sus estudiantes, y en sus manos está, hacer del aprendizaje de losescolares un deleite, tomando en cuenta que lo más importante no son las asignaturas y los contenidos curriculares, sino la didáctica que se utilicé para su enseñanza.
Sabater Insiste en que el fin dela educación es la humanización del ser humano, lográndolo a través de la integración e interrelación de la parte cognitiva, espiritual y actitudinal de una persona. Creando así al maestro quepodríamos llamar fundante.
El maestro es fundante ya que el desarrollo del aprendiz depende de los conocimientos que éste le ofrece y cómo se los ofrece, teniendo en cuenta que el maestro educa en todas lasdimensiones del desarrollo del ser humano, tanto en la dimensión cognitiva, como en la comunicativa, ética, estética y corporal.

También es cierto que el maestro debe ser determinante porque aleducar con base en la disciplina, el aprendizaje debe ser creado por motivación propia del estudiante; aunque el maestro es el encargado de “disciplinar” los aprendizajes, no puede caer en la idea de“disciplina” planteada por Michel Foucault en su libro “Vigilar y castigar”, que es tradicionalista, rígida y basada en el control minucioso del movimiento, el poder que tiene el que educa sobre el cuerpode los educandos, “encauzar es enderezar, orientar en un sentido; dirigir, conducir, adiestrar, gobernar. Lo que se encauza es la conducta”. En sentido contrario, me refiero más bien a la...
tracking img